viernes, 9 de septiembre de 2011

El canon a las radios

La competición liguera de fútbol anda revuelta con la pretensión de su gestora la Liga de Fútbol Profesional de querer cobrar un canon a las emisoras de radio por acceder a sus estadios para la retransmisión de los partidos y la negativa conjunta de las radios a aceptar ese pago amparándose en el derecho a la información.

Antes de nada voy a mostrar mi opinión al respecto: las radios tienen que pagar, así de claro. Ahora toca argumentar esto:

En el mundo de hoy el fútbol es un negocio, y no sólo para los clubes, sus propietarios y los jugadores, sino para todo lo que lo rodea: patrocinadores, anunciantes, televisiones, prensa escrita y radios, sí también las radios.

Haciendo la excepción de Radio Nacional de España que creo que sigue sin tener anuncios en sus programas, el resto de emisoras radiofónicas ganan y mucho con sus retransmisiones de fútbol a través de los numerosos cortes publicitarios (en algunos programas verdaderos bombardeos), y para acceder a esos ingresos las empresas radiofónicas no realizan ningún desembolso, se limitan a amparándose en el derecho a la información a enviar a unos (a veces) periodistas a los estadios, donde entran gratis (y a veces colando a familiares, amigos....), ocupan unas instalaciones dispuestas por el Club anfitrión, y todo eso sin abonar ningún dinero.

Además esos programas deportivos son por goleada (nunca mejor dicho) los que seguro más fondos aportan a los presupuestos de las emisoras, además de ser los de mayor audiencia en muchos casos.

¿Por qué entonces si ganan mucho dinero con el fútbol no contribuyen a los gastos de este negocio?: según las radios por el derecho de información. Pero aquí más que un derecho a la información lo que se está ejerciendo es el derecho a la empresa , tan legítimo como el otro, pero ¿dónde está establecido que el derecho a la información deba ser absolutamente gratuito?, en ninguna parte.

No hay más que ver el mundo de la televisión, donde igualmente existe el derecho a la información, pero dónde solo determinadas emisoras de televisión tienen posibilidad de retransmitir en directo (previo pago) los partidos de fútbol, ¿por qué las radios deben ser diferentes a las televisiones?. 

Que quieren ejercer su derecho a la información, bien, tan sencillo como informar en el parte (que bonita palabra) de los resultados habidos, para todo lo demás... Mastercard, o sea: a pagar y contribuir a hacer el pastel.

Pero es que además lo del derecho a la información queda muy bonito y demagógico, porque aparte de que su ejercicio de informar no lo hacen de modo gratuito (ganan dinero con ello), habría que discutir si verdaderamente informan, pues los oyentes también quisiéramos estar verdaderamente informados, y no lo estamos: primero por que se nos informa de lo que a ellos les interesa o de aquello que vende más, luego ya no es información, es un mercado, y muchas veces manipulado: y segundo porque en muchas ocasiones nos venden como información lo que no es más que opinión y charlatanería.
Estamos en un mundo donde todo cuesta dinero, y donde la información es un negocio y por lo tanto debe tener un coste para quien lo tiene, ¿por qué las televisiones deben pagar por retransmitir y las radios no?, ¿por qué debe poder retransmitirse un partido de fútbol de forma gratuita amparándose en el derecho a la información?, el mundo de las exclusivas y del pago de la información no es exclusivo del fútbol.

Todos sabemos que en el mundo de la prensa rosa se paga dinero por dar una información "en exclusiva" y amparándose en el derecho a la exclusiva se prohíbe el acceso de los medios de comunicación a determinados eventos si no pagan antes, ¿por qué tiene que ser diferente en el mundo de la radio y el fútbol?, ¿por qué existen los derechos de autor tan celosamente protegidos por la SGAE y sin embargo debe ser libre y gratis el  explotar un negocio por las radios?.

Os invito a ver también mi opinión sobre los derechos del fútbol en este otro post: El futuro de la Liga y las TV

1 comentario:

Jose dijo...

Otro ladrillo.