martes, 15 de marzo de 2011

Se ha ido un gran atlético





















Acabo de enterarme de la marcha de una persona a la que personalmente no conocía, pero que por cercanía hacia su hija me ha apenado sobremanera. Se trata del padre de Helena, del blog Futblogueras, pionera en esto del mundo de los blogs.

A Helena la conocí al coincidir un año en el Instituto, el año de la final en Lyon, después perdí el contacto con ella y hace años nos reencontramos gracias a internet y de vez en cuando nos vemos. Helena es una gran atlética, y hasta se ha implicado en luchar contra el poder establecido, algo que muchos no podemos decir. Pero si Helena es atlética hasta la médula seguramente lo es porque tuvo un padre como el que tuvo, que le inculcó el Atleti desde muy pequeñita, como hace ella con sus niñas ahora.

Y Helena es también una gran periodista y una gran narradora, en el año que pasé compartiendo pupitre con ella, reímos demasiado, pero nunca me hizo llorar, hoy ha logrado que se me salte alguna lágrima leyendo su blog, un blog que llevaba inactivo algunos meses, seguramente el trabajo le impedía escribir tanto como antes, y seguramente su padre le robaba también algo de su tiempo porque ya llevaba un tiempo pachuchillo. Me enternece leer a alguien que escribe así de su padre aún en estos momentos de dolor, me emociona saber que hay gente que siente tanto el Atleti como lo sentía este hombre, y me hace más atlético ver a familias como esta en que tres generaciones se visten de rojiblanco.

Dejo aquí un enlace a su blog "Futblogueras", un artículo emotivo donde los haya. Desde aquí mi pésame más profundo para Helena y toda su familia, y mi reconocimiento hacia un gran atlético, un gran padre.

Esperemos que este sábado el Atleti nos ofrezca una victoria en el derby que poder dedicar a esta persona que tantos años llevaba tiempo sin ver una, a pesar de haber visto ya muchos desde su época en el Metropolitano

El destino ha querido que su marcha coincida casi en el aniversario de la marcha de mi madre, que no sabía nada de fútbol pero que también sufría a un atlético en casa, tejiéndome incluso una bufanda rojiblanca de lana en punto de abeja que nunca llevo al fútbol pero que aún guardo.

1 comentario:

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Bonito tu gesto Adal. El mundo es un pañuelo, no sabía que fuisteis compañeros de instituto.
Ya había leído el post de Hele y es emocionante. Su padre estará orgulloso.

Ojalá el sábado fueran capaces, por fin, de ganar al Real Madrid. Hay muchas personas que se merecen esa dedicatoria.

Un abrazo