domingo, 20 de marzo de 2011

Nada nuevo en el derby

Nuevamente el Atleti pierde en un derby, tuvo sus ocasiones de que no fuera así, pero Casillas y la defensa atlética se ocuparon de que se volviera a perder una vez más.

El Atleti salió con el supuesto equipo de gala titular, pero ni mucho menos jugó como hace quince días contra el Villarreal, y por supuesto el Madrid nada tenía que ver con el equipo de La Plana de aquel partido.

El Madrid tuvo pronto sus ocasiones de gol, pero De Gea logró lucirse en ellas, el Atleti parecía saber como atacar al Madrid, pero cualquier balón perdido en el centro del campo llegaba con demasiada facilidad al área atlética y así fue como enseguida se adelantó el Madrid con un gol de Benzemá en el minuto 10. Otro año yendo por detrás en el marcador en el Calderón desde muy pronto.

Sin embargo el ataque atlético no se descompuso y siguió intentándolo pese a las deficiencias de su zaga, y cuando parecía cercano el 1-1 sólo impedido por las intervenciones de quien hoy por hoy es el mejor portero del mundo llegó la puntilla blanca, en un ataque lleno de falta de marcajes defensivos en el que un balón no llega a ser rematado por CR posiblemente objeto de penalty, pero el balón lo sigue luchando el Madrid con Marcelo mientras el portugués protesta y finalmente llega a Ozil que con su lanzamiento hace subir el 0-2 al marcador.

Demasiado castigo en forma de goles para las ocasiones de unos y otros, pero quizás merecido ante la flaqueza de la defensa y centro del campo rojiblanco.

La segunda parte fue un quiero y no puedo por parte del Atleti, que cada vez parecía más impotente ante la superioridad blanca, que innecesariamente se veía ayudado por la actuación del colegiado que una y otra vez dejaba sin castigar faltas del equipo merengue y en las que señalaba olvidaba mostrar tarjetas amarillas. Casillas seguía luciéndose para desesperación atlética, pero De Gea también tuvo sus intervenciones.

Cuando todo parecía decidido llegó el gol de Agüero que prendió de nuevo las esperanzas atléticas lanzándose a la desesperada en busca del empate, pero con elementos como Diego Costa en el ataque atlético poco apoyo podía tener el argentino, único que parecía creer en la remontada. Godín tuvo la ocasión de marcar en un remate de cabeza falto de potencia que atajó una vez más Casillas. Fue en estos minutos cuando por fin el colegiado se decidió a castigar con tarjeta las infracciones ya demasiado claras del Madrid, con una tarjeta a Alonso (quizás provocada para cumplir el ciclo y asegurarse la presencia contra el Barça) y otra a Marcelo, quien debió haberla visto mucho antes, también la vio tarde Lass.

Al final nada de nada en estos minutos, 1-2 final y un año más sin ganar al Madrid. Nada que discutir a la victoria madridista, el Atleti tuvo sus ocasiones para lograr un resultado mejor, pero se encontró a Casillas, pero al mismo tiempo regaló demasiadas ocasiones al Madrid que también podía haber marcado más goles de los marcados.

Los mejores jugadores atléticos: De Gea, Agüero y Tiago, aunque el argentino sigue sin ser el de hace dos años. Forlán desaparecido, desplazado de su posición natural y desafortunado, Reyes igualmente inoperativo.

Lo peor del Atleti: la presencia de ese elemento extraño llamado Elías, quien no entendemos aún qué pintaba ayer en este partido y sobre todo por qué en esa posición de media punta alternada con la de punta. El Atleti mejoró con la entrada de Koke, pero era tarde, y claro no debe estar bien visto el tener un titular criado en la cantera y un brasileño en el banquillo.

Todos queremos la marcha de esta directiva de nuestro equipo, pero mientras no venga nadie con dinero por delante no podrá ser, con condena o sin condena judicial, pero hasta entonces sí se debería pedir a los actuales dirigentes que o largan o Pitarch o que le prohiban ir a Brasil a traer brasileños del tipo Eller, Cleber Santana, Diego Costa o Elías.

Mención aparte merece la actuación del colegiado Teixeira, al que creo que no es la primera vez que menciono en este blog, este tío no es malo como árbitro, es peor que malo. No tuvo incidencia directa en el marcador pero desde luego es desesperante jugar con un arbitraje como el suyo en el que se desinhibe en todas las entradas de los blancos, y cuando todos esperamos ver mostrar una tarjeta resulta que ni siquiera pita la falta, sin embargo cada caída del CR fue sancionada con falta, lo fuera o no. Es verdad que quizás debió pitar un penalty previo al segundo gol, pero ya lo he dicho: es pero que malo, árbitros como este debían ser apartados de esta profesión sí o sí. Este partido le viene grande, pero es que ningún equipo de 1ª merece que se le arbitre un partido por este personaje, que no ve, que no quiere ver, que no sabe posicionarse y estorba (ayer molestó varias veces los movimientos de jugadores).

Hace tiempo Mourinho se quejó con una lista de no sé cuántos errores de no me acuerdo qué árbitro, si fuera honesto ayer necesitaría una lista más larga. Pero ya se sabe que si los que nos quejamos somos del Atleti somos unos llorones si son otros...

2 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Sólo hay dos soluciones: campo vacío o protetas todos los partidos y todos los minutos. Así se irán fijo.

Jose dijo...

1- Sibilina actuación del arbitro y tambien de Mourinho felicitando al arbitro cuando gana por supuesto.
2- Casillas salva al Madrid.
3- Nefasta y lamentable la campaña del Atleti en Liga, Copa y Europa League.