miércoles, 7 de julio de 2010

- A un paso de la final: ESPAÑA; PODEMOS


Algo más de 2 años después España se enfrenta a Alemania, hace 2 años significó el ganar un campeonato y el resurgir de un prestigio que nunca había tenido a nivel de selección. Entonces teníamos otro seleccionador por el que prácticamente nadie apostaba, ni siquiera la propia Federación que con Hierro como máximo instigador ya le estaba buscando sustituto con la aquiescencia del presidente perpetuo Villar.

Dos años después la situación es diferente, el bloque de nuestra selección es prácticamente el mismo mientras que nos enfrentamos a una Alemania totalmente renovada. Nuestra Selección ahora tiene otro seleccionador y en esta ocasión cuenta con el apoyo de todos los que despreciaron e insultaron a Luis Aragonés, y eso hace que hasta España sea la favorita para llevarse el partido de hoy, algo impensable hace dos años, hasta anda un pulpo por ahí que parece que de esto del fútbol entiende bastante y vaticina una derrota alemana. Si no acierta creo que ya hay más de un voluntario dispuesto a "ablandar" al cefalópodo antes de servirse a la feira.

Lo que ha cambiado es también la manera de este país de afrontar un partido o una competición de la Selección. Da gusto ver por toda la ciudad (hablo de Madrid) banderas nacionales por doquier: en los balcones, terrazas, bares, taxis, vehículos particulares, tiendas de chinos... y encima no se llama a nadie facha por lucir la bandera que siempre fue de España, mucho antes de que se inventara ese descalificativo. Pues con esto ya se ha ganado algo en este país.

Durante un mes nos hemos olvidado de lo que siempre se hablaba en los deportes: de la Champions, del Madrid, de Florentino, de lo maravilloso que es Cristiano, de Valdano, de que tal jugador es tan bueno que debe jugar en el Madrid. Bueno al menos esa es la sensación que percibo sin ver Telerealmadrid o leer Marca o As, quizás me haya aislado tanto de esos medios que lo mismo resulta que sí siguen hablando de lo mismo.

Volvamos a la Selección, España afronta el partido como favorita ante una Alemania con la que casi nadie contaba hace un mes, yo entonces ya pensaba que Alemania haría como siempre y despacito despacito y con pico y pala se plantaría de nuevo en una final. Son expertos en eso, en la discreción y el trabajo, en no apoyarse en grandes estrellas mediáticas. En nuestro país se habla de mucho de la Liga española, casi más de la Premier que la tenemos a todas horas en la TV, sabemos la vida y milagros de las estrellas que juegan en Inglaterra o en Italia, pero Alemania suele ser la gran olvidada en estos circos mediáticos, pero al final su selección o sus clubes suelen llegar lejos en todas las competiciones.

Desde mi visión, España no está al nivel que llegó hace dos años, no echaré la culpa o medallas a un seleccionador o a otro, simplemente los jugadores quizás no están igual que entonces, también es difícil mantener un nivel así durante mucho tiempo. Sin embargo el juego sigue siendo de los mejores que se ha visto en este mundial precisamente junto al de los alemanes. Pero quizás le está faltando algo de profundidad en el juego, a veces sobran tantos pases en las cercanías del área incluso dentro de ella, hay que tirar algo más, y también afinar un poco más, falta algo de pegada, se han fallado muchos goles en este campeonato y eso nos ha hecho ir empatados demasiado tiempo en cada partido hasta que ha llegado el gol, demasiado sufrimiento para la superioridad en el juego que casi siempre se ha demostrado.

Está claro que hoy es el partido más difícil del campeonato en cuanto al rival. También tenemos algo a favor, y es que seguramente Alemania sea el primer equipo que salga al campo con la idea de ganarnos, algo que no hicieron ni suizos (aunque se encontraron con una victoria), ni chilenos, ni portugueses (gran decepción), ni por supuesto los paraguayos. Excluyo a Honduras pues desde su humildad y carencias planteó un partido más valiente que el resto de combinados. La supuesta búsqueda del gol por parte de Alemania propiciara que España se encuentre con más espacios para trenzar jugadas y para meter balones entre líneas como sólo Xabi e Iniesta saben hacerlo y que puedan aprovechar Torres o Villa con más terreno para correr.

Al mismo tiempo España deberá mostrar más atención a la defensa mientras que en otros partidos fue algo secundario por el poco peligro de los rivales.

Se augura un partido bonito y emocionante, quizás lo sea más que la final llegue quien llegue. Yo voy a apostar por una trabajada y costosa victoria española con buena actuación de Torres, muy cuestionado en los medios, justamente a veces y de forma exagerada en otras. No sé si soportaré verlo por Telecinco o trataré de simultanearlo con alguna emisora de radio, admito propuestas al respecto. Lo que está claro es que yo creo que la edición de este Mundial puede ser de las peores retransmitidas de la historia, si al final echaré de menos los comentarios de Di Stéfano, de José Ángel de la Casa o del mismísimo Míchel, porque vaya tela con Telecinco y qué mala suerte tenemos los que no la vemos por el plus, a ver si hay suerte y para la próxima competición de Selecciones volvemos a TVE, que al menos seguro que no se va a publicidad con el pitido final.

Me hubiera gustado una final con Uruguay, la segunda final de habla hispana tras la disputada entre uruguayos y argentinos en la primera edición en la que sólo hubo 6 países no hispanoamericanos de un total de 16 participantes.

Pues nada, me uno de nuevo al lema puesto de moda con la Eurocopa de 2008 por Cuatro: PODEMOS, lema al que yo añadí desde este blog que SIN RAÚL PODEMOS. Podemos tener un año de crisis con muchos éxitos del deporte español... y del Atleti. Por cierto, el Atleti sumó ayer un nuevo gol a los marcados por sus jugadores, el del uruguayo Forlán que esperemos tenga suerte y marque alguno más esperemos que frente a Alemania en el partido por el tercer puesto.

No hay comentarios: