miércoles, 12 de marzo de 2014

4-1 al Milán, seguiremos molestando


Brillante clasificación para cuartos de final de la Champions venciendo por 4-1 al heptacampeón de Europa el Milán. El Atlético continúa con su excelente campaña y ahora ha sido el Milán el equipo sobre el que ha pasado por encima, pasa a cuartos con la cualidad de imbatido y en esta edición de Champions sólo ha cedido un empate.

El Cholo sigue batiendo records: ya es el cuarto entrenador atlético con más partidos disputados, de los cuales más de la mitad han terminado en victoria, y también es el cuarto con más victorias. Además ayer logró la clasificación para los cuartos de la Champions venciendo en una eliminatoria, algo que la prensa se ha encargado de recordar que no pasaba desde hace 37 años, nada como tener una racha negativa para que el Atlético del Cholo la rompa.

El Atleti se convierte en uno de los ocho supervivientes que tendrá esta edición de la Champions y en cuartos será un coco más para los que ya no nos ven desde la visión de Muntari, esperemos que en la competición continental no seamos el equipo que molesta como ocurre en la Liga española donde todo empieza a orquestarse para perjudicar al equipo rojiblanco y que no prevalezcan los intereses deportivos sobre los de los poderosos de siempre y sobre los intereses televisivos, veremos que pasa en cuartos.

El Calderón vivió ayer una intensa noche luciendo sus mejores galas: un casi lleno, banderas repartidas entre buena parte de los espectadores, nutrida representación milanista, bonito tifo del Frente, buen aunque no definitivo resultado en la ida, presencia de un equipo heptacampeón de Europa aunque venido a menos...

Yo también viví este encuentro como algo especial, recuerdo mis años de adolescencia en que el Milán dominaba en Europa y se erigía por encima del todopoderoso Real Madrid. Ayer quizás se me cayó un mito, siempre había deseado ver los colores rojinegros en el Calderón (es la primera ve que se enfrentan) pero toda la ilusión se desvaneció cuando por un lado saltó al césped con esa camiseta color burbuja de Freixenet en lugar de la tradicional rossonera y por otro lado viendo el pobre juego que fue capaz de desarrollar.

Lo de la camisetas es algo ya recurrente en el fútbol moderno en el que ahora lo mismo vemos a un Milán freixenetizado, que a un Madrid de naranja, a un Barça de naranja y amarillo descolorido, a la Roja de negro o al propio Atlético de amarillo. Ya lo he comentado alguna vez, es algo que no me gusta, será nostalgia o romanticismo, pero no termino de entender que el márketing se pueda imponer a ciertas tradiciones.

En fin, decía que el Calderón lucía un casi lleno, solo un espacio junto a la afición milanista que por motivos de seguridad se dejó vacío, que luego viene alguna prensa como ya ha hecho en otras ocasiones y saca una foto de ese sector y habla de "entrada pobre". El Atlético saltó al campo con Courtois (protagonista de falsos rumores de marcha al Madrid sacados de la nada por un periodista que se autodenomina atlético), Juanfran,Filipe Luis, Godín, Miranda, Gabi, Koke, Arda, Mario, Raúl García y Diego Costa. A muchos sorprendió la ausencia de Villa tras el doblete del sábado, pero yo lo veo lógico en un partido en el que no es necesario ganar y Raúl García puede ofrecer un mayor juego de contención que el del asturiano, además el navarro está teniendo gol como se vería después.

Las cosas empezarían muy bien desde el principio pues con la gente aún acomodándose en sus localidades y plegando los banderines un centro de Koke es rematado de forma espectacular por Diego Costa, minuto 2 y 1-0 ya en el marcador que nos otorga aún más tranquilidad que el 0-1 de la ida. A partir de ahí tremendo dominio del Atlético y se huele al segundo gol local, una embestida tras otra sobre la portería de Abbiati y el balón casi siempre en las botas de los rojiblancos.

Sin embargo la sorpresa saltaría cuando prácticamente en la primera internada milanista casi en la media hora de partidoKaká logra el empate, y entonces todo cambia, los jugadores atléticos a pesar de que el resultado global nos favorece aún se tornan nerviosos y el Milán se hace amo del balón y es quien empieza a achuchar, sobre todo cuando Kaká tiene la gran ocasión de poder marcar el segundo gol al rematar alto un córner con toda la portería para él. El susto se apodera del Carlderón pero la grada ruge a pesar de todo animando a su equipo, y cuando peor lo está pasando el Atlético llega el segundo gol local: un tiro de Arda Turan que es desviado levemente por un defensa para convertirse en el 2-1. La verdad sea dicha es que el Milán tiene un juego muy pobre y ni con un rival nervioso fue capaz de materializar el peligro que parecía desarrollar.

Fueron 10 minutos de agonía pero en ese minuto 40 de partido se terminaría prácticamente la eliminatoria. Quizás un gol de fortuna, pero no siempre van a ser los goles de rebote de quienes nos los marcan porque anoche y hoy muchos olvidan un partido de Copa que perdimos con dos goles de rebote y entonces el mérito fue de quien tiraba antes del rebote, hoy sin embargo es fortuna, en fin, las cosas de la prensa.

Y después del 2-1 el Calderón vive un momento en el que casi se viene abajo con la Peineta aún en construcción: un gran pase de Juanfran desde la línea de fondo que Raúl García remata con una espectacular chilena que marchó fuera pero muy cerca del palo, un auténtico golazo si llega a entrar, definitivamente Raúl está en su año.

Con el 2-1 se llega al descanso y la parroquia rojiblanca ve muy cerca el sueño de los cuartos, mientras, el Sr. Tebas se descompone al ver fallidos su planes de poder ponernos partidos ligueros los lunes a las diez de la noche, tendrá aún que esperar; una de las mayores aberraciones del fútbol moderno español: los partidos de los lunes a las tantas de la noche. Y luego dirán que ciertos equipos llenan los estadios siempre y tienen más audiencia televisiva mientras que otros tienen poca afluencia y que por eso entre otras cosas se les paga más a unos que a otros, pero eso ya es desviarme del partido de anoche.

Como digo con el 2-1 se cerró la eliminatoria y la segunda parte solo serviría para que pudiéramos presenciar un ejercicio de auténtico dominio de un equipo sobre otro, no me extenderé demasiado y me limitaré a reseñar que se marcarían dos goles más: uno de Raúl García rematando de cabeza el saque de una falta y otro de Diego Costa, un Diego que a pesar del doblete aún tuvo alguna ocasión de marcar y que falló casi de forma inexplicable. 

La decepción el encuentro sin duda el supervalorado Balotelli. Y ahora que lo pienso también hubo árbitro en el encuentro, pero como no era español apenas destacó, es verdad que no hubo jugadas polémicas, pero si no es por esas horribles medias amarillas que desentonaban con su atuendo negro, uno casi ni se da cuenta de que hubo árbitro en el partido.

En fin, que el Atlético se ha clasificado como imbatido para los cuartos de la Champions, que ahora habrá que esperar que el Larguero, el As o el Marca publiquen alguna noticia unos días antes de esos partidos hablando de que que dicen que han dicho que Fulanito ha dicho a Cerezo que se va o a Mourinho o a  Florentino que se irá a su equipo, siempre publicando falsedades, pero siempre hay una parte de atléticos que sigue escuchando (y hasta creyendo) sus programas y comprando sus panfletos para leer dos o tres páginas sobre el Atleti después de 14 o 16 sobre el Trampas, para ver como las chilenas de CR son espectaculares y las de los demás no lo son, que sus goles de rebote son obras de arte y las de los demás son suerte y fortuna..., en fin, nosotros mientras tanto intentaremos seguir molestando un poquito en liga y otro poquito más en Champions

1 comentario:

Ángel R. dijo...

Buenas, partidazo de los nuestros eliminando a un siete veces campeón de la Champions como es el Milán.
Ahora nos tocará seguir molestando al Betis en Liga y al Barcelona en Champions y .
Un saludo.