lunes, 7 de octubre de 2013

Partido a partido, de tres en tres puntos

El Atlético de Madrid, el Atleti del Cholo como ahora le llaman algunos después de haber criticado el apoyo de aficionados a su llegada ("comepipas" les dijeron a quienes le animaron en su primer entrenamiento), el Atleti decía, sigue incrementando su excepcional andadura en esta temporada 2013-14, un pleno en la Liga, 8 de 8, solo aguantado por un Barcelona que también bate su propio registro de victorias consecutivas en el inicio de Liga.

Un pleno liguero al  que en Europa solo se acerca la Roma en Italia con un pleno de 7 (un partido menos) y también con unos números excepcionales (solo un gol en contra). Hasta ayer solo era superado por el Standard de Lieja en la modesta liga belga pero ayer sufrió su primera derrota y se queda con 9 victorias en 10 partidos.

El Atleti sigue con su suma y sigue de tres en tres puntos, algo que también le ha servido para subir un puesto en la clasificación histórica de Primera División en la que por fin ha logrado subir un puesto hasta el cuarto tras poder adelantar al Athletic de Bilbao. En esa clasificación había sido tercero tras Madrid y Barcelona hasta que el descenso supuso el bajar al quinto lugar al ser superados por Valencia y Bilbao que aprovechaban las victorias de 3 puntos para ser terceros y cuartos. Ahora como digo queda así: Real Madrid 4042 ptos, Barcelona 3924, Valencia 3183, Atlético de Madrid 3132 y Athletic de Bilbao 3131. Poco a poco se arregla el desaguisado estadístico que supuso los dos añitos en el infierno, aún tenemos algo lejos al Valencia para recuperar el tercer puesto pero va quedando más cerca.

Mañana soleada ayer en el Calderón que fue aprovechado por muchos para acudir a la ribera del Manzanares en familia, muchos niños, que aprovechan estos horarios más permisivos que los trasnochadores de otras ocasiones. No se llenó el Calderón, pero si registró una entrada que probablemente superara los 50.000 espectadores que para algunos "inconformes con todo" seguirá siendo baja para ver un Atlético de Madrid-Celta de Vigo, ¿sabéis cuantos equipos de fútbol en Europa (o en el mundo) registran entradas superiores a esos 50.000? ¿sabéis cuantos tienen una entrada media durante la temporada que supere los 40.000 como es el caso del Atlético?, "es que el Madrid y el Barça llevan 80 o 90.000", claro, el Madrid o el Barça,  "es que para qué queremos la Peineta con más espectadores si no llenamos el Calderón", pues sí, ahí pueden llevar razón, yo soy el primero en no justificar un traslado a la Peineta en la falta de aforo del Calderón, algo que en el Manzanares se puede arreglar cerrando las esquinas e incluso recuperando las desparecidas gradas más bajas rebajando la rasante del terreno de juego. 

El caso es que hubo una gran entrada de ilusionados colchoneros para ver al Atlético. Y lo que si vieron estos atléticos fue una magnífica primera parte plagada de ocasiones para marcar, incluso un penalty fallado por el Pichichi Diego Costa, (quién le ha visto hace 3 años y quién le ve ahora), Villa también falló una ocasión clarísima, y Diego Costa otra, y otra el otro... si es que se sucedían las ocasiones y no entraba, ¿y Courtois?, pues el belga no falló ninguna ocasión pero es que yo creo que ni sacó de puerta ni una sola vez en al primera parte (lo creo, no lo aseguro), ya tendría trabajo en la segunda parte.

Ignoro las estadísticas de posesión del balón en la primera parte pero estoy seguro que debieron ser escandalosas, el Atleti recuperaba una y otra vez el balón después de cada ataque, tenía hambre de gol y sin embargo este no llegaba ni siquiera en el penalty marrado por el hispanobrasileño, se acercaba el descanso y fue entonces cuando en el minuto 41 llegó el gol en las botas de Diego, pero no de Diego Ribas (8 de 8 sin él), ni de Diego Forlán, sino de Diego Godín o Diego Costa, porque los dos parecen ser los goleadores aunque lleva ventaja Costa que parece que es a quien finalmente se le asigna tanto por el árbitro en su acta como por Marca, diario que otorga el Trofeo Pichichi. Es que este equipo tiene muchos Diegos, empezando por Diego Pablo Simeone.

El gol de la tranquilidad por fin llega y poco después el descanso. La grada se siente contenta aunque insatisfecha con el corto resultado en razón de lo que podía haber sido de marcarse las ocasiones marradas.

La presión ejercida sobre el rival en toda la primera parte y la carga de dos partidos semanales parece que hizo mella en la segunda parte y el Celta recuperó terreno y comenzó a visitar el área rojiblanca, también espoleado por el adverso resultado. Aún así el Atleti seguía contragolpeando pero sin fortuna, la ocasión más clara de nuevo en las botas de David Villa, que de nuevo incomprensiblemente manda a saque de puerta un balón que llevaba escrito la palabra gol en el cuero, y fue fallarlo y comunicar al banquillo su deseo de ser sustituido ante los dolores en el tobillo, mal asunto, menos mal que hay parón liguero para poder recuperarse y que de momento los partidos que se perderá serán los casi intrascendentes de la Selección española para los que había sido convocado.

Sin embargo poco después Diego Costa marcó su segundo gol, ese gol que no llegó en las botas del Guaje a pase precisamente del brasileño, pero ahora este no tiene quien le acompañe en un contragolpe y el solito se lo marca pese a tener un adversario a su lado en el remate, 2-0, más tranquilidad teórica.

El Atleti  marca el segundo gol, y el Celta que como digo, se lanzaba arriba a intentarlo, intento que tuvo sus frutos cuando en la jugada más despistada del Atlético marcan a falta de 20 minutos para el término del encuentro. Murmullo en la grada, primera ocasión de gol celtiña y primer gol, mayor efectividad imposible. El Atleti se veía superior pero quién asegura que no seguirá con el 100% de efectividad en una segunda posible ocasión.

Al Atleti se le ve cada vez más cansado y defiende más atrás y con menos presión, el gol ha espoleado a los gallegos e inesperadamente el minutero del videomarcador es el lugar donde más se mira desde la grada. Son muchos los partidos vividos en este estadio con esa angustia y con triste final. Pero no, esta vez no, no hubo más goles, final del partido con ese 2-1 que nos sigue dejando como colíderes de Primera batiendo records, partido a partido, de tres en tres.

Un apunte final: Diego Costa lleva 10 goles marcados en 8 partidos de liga, el año pasado a la sombra de Falcao 10 goles en 31 partidos.

Ahora como decía parón liguero para los partidos de las selecciones, parón que vendrá muy bien para recuperar a los lesionados: Raúl García, Adrián, Gabi, Villa...

No hay comentarios: