viernes, 21 de septiembre de 2012

El Atleti suplente vence y convence

No podía ser de otra manera el Atlético venció a domicilio al Hapoel de Tel Aviv, un rival que a priori era más que asequible y frente al que nada debía temer el equipo del Cholo. En fútbol se dice que no hay que menospreciar a ningún rival y así es, cualquiera te puede dar un susto y los partidos hay que jugarlos, pero la plantilla "suplente" del Atlético debía ser más que suficiente para solventar este partido como así sucedió.

Cuando saltó la noticia de la no convocatoria de varios jugadores, entre ellos Falcao, muchos se echaron las manos a la cabeza. Poco entendieron que el Atleti se enfrenta ahora a un mes con dos partidos cada semana, para algunos sólo se llevaban tres partidos jugados (de Liga) olvidando el jugado en la Supercopa y los jugados por los internacionales con sus respectivas selecciones.

El Atlético debe volcarse sobre la Liga para poder, si no luchar por el título, al menos quedar entre los tres primeros y poder jugar la Champions el año que viene, algo fundamental para sanear la economía y para poder aspirar a traer o a mantener figuras de primer nivel. Eso no quiere decir que se deje la competición europea actual, pero está claro que el Atlético con el grupo que tiene no debe tener ningún problema para superar la fase de grupos, incluso jugando con suplentes, con esto se puede conseguir además de dar descanso a las piernas de muchos jugadores, el dar rodaje a jugadores no habituales, para que tengan la forma adecuada el día que tengan que saltar al terreno de juego por necesidad imperiosa.

Con estas premisas de descanso a algunos jugadores el atlético saló al terreno del Bloomfield Stadium con un inédito once formado por Asenjo, Silvio, Miranda, Cata Díaz, Cisma, Cebolla Rodríguez, Emre, Mario Suárez, Raúl García, Adrián y Diego Costa.

Desde el primer momento se vio que el Atlético era muy superior al equipo israelí, el dominio era absoluto y los robos de balón a los "demonios rojos" eran continuos así como las pérdidas por parte de estos. Sin embargo el gol que se intuía fácil no terminaba de llegar y no lo hizo hasta el minuto 36 en una jugada que inicia Raúl García pasando a Diego Costa, quien asiste al Cebolla Rodríguez para que este lance un zurdazo a la escuadra de la portería. El camino se empieza a aclarar y la ausencia de algunos jugadores no se nota ni en el juego ni en el ataque rojiblanco.

Pocos minutos después llegaría el segundo, igualmente un pase de Raúl García a Adrián y de este sobre Diego Costa y esta vez es el propio brasileño quien quebrando al portero marca el segundo gol confirmando su excelente estado de forma y haciéndonos a más de uno sorprendernos por los pases de Raúl García.

Con 0-2 se llega al descanso y se disipan las dudas sobre las reservas de jugadores, el Cholo ha acertado una vez más en su planteamiento y queda claro una vez más que estaban equivocados aquellos agoreros que cuando llegó vaticinaron el conservadurismo, el cerocerismo y las victorias por la mínima a base de faltas, palos y poco juego, qué bien queda leer los comentarios aún colgados en algunos blogs en el mes de enero pasado.

De la segunda parte diré que siguió siendo dominada por el Atleti aunque tuvo algunos momentos de pérdida de control pues el Atleti ya no subía tanto y los israelitas a pesar de sus carencias intentaron algún que otro ataque, en algún momento planeó la posibilidad de que pudieran acortar distancias y colocar un peligroso 1-2 en el marcador, y precisamente en esos momentos el Atleti mató el partido al rematar Raúl García sin ninguna oposición un córner botado por Emre sobre el punto de penalty.

El partido ya está resuelto con 0-3 en el marcador (aún recordando el pasado partido frente al Rayo) y el Cholo irá dando entrada a Koke, Juanfran y al canterano Saúl, que sustituyeron a Adrián (sigue muy flojo, aunque dio un a asistencia de gol), al Cebolla y a Diego Costa.

Termina el partido con ese resultado que supone la décimocuarta consecutiva en Europa un nuevo récord europeo, 14 partidos consecutivos sin perder, 14 partidos consecutivos venciendo, el Cholo además no conoce en competición europea otro resultado que no sea la victoria, digno de alabanza igualmente. 

En el otro partido del grupo los checos del Viktoria Plzen se impusieron por 3-1 a la Académica de Coimbra, próximo rival de los atléticos, será el 4 de octubre a las 9 de la noche, bueno las 21:05 exactamente (¿alguien sabe el por qué de este horario tan absurdo con cinco minutos sobre la hora en punto?) . Por cierto el Atlético juega todos los partidos en casa a la misma hora (las 21:05) y todos los de fuera a las 19 horas, facilito de recordar.

Pero antes queda por jugar unos cuantos partidos ligueros, tres en 8 días: el domingo en el Calderón frente al Valladolid, el miércoles el aplazado frente al Betis y el domingo siguiente visita al Español, el Atleti debe aspirar a los 9 puntos en juego, los veo posibles de conseguir.


No hay comentarios: