lunes, 27 de febrero de 2012

1-2 por pardillos, se mereció mejor resultado

Nueva edición de un Atleti-Barça, pero en esta ocasión no hubo paliza pero sí finalmente un resultado que nos deja a los atléticos con mal sabor de boca, pues el Atleti mereció al menos el empate que campeó en el marcador durante la mayor parte del partido; aunque también tuvo sus momentos de incluso poder adelantarse en el marcador.

Todo el mundo coincide en atribuir cada tiempo del partido a cada uno de los rivales, el primer tiempo para el Barça, el segundo para el Atleti. Solo la pillería de Messi (y la pardillez de los atléticos) hizo que se desequilibrara el encuentro en favor de los azulgranas, ayer de negro; cada vez odio más estas manías de los cambios de camiseta en los equipos: para mi el Barça debe ir  de azulgrana siempre que la indumentaria rival no lo impida, como toda la vida, que se dejen de hacer que el Barça vaya de amarillo o con pijama verde o de negro como ayer. Lo mismo digo para el Atleti, al que nos estamos acostumbrando de verle  fuera de cada siempre con equipación diferente a la primera, ya sea con pantalón rojo o vestido enteramente de otro color difererente a los tradicionales. Si las marcas que patrocinan a los equipos quieren vender camisetas la solución no está en inventar nuevas indumentarias en desacorde total con la historia de un club, que prueben a bajar los precios de las mismas, verán como suben las ventas. Bueno que me voy del hilo del partido de ayer.

El Atleti se presentaba en el partido de ayer en un Calderón lleno, siempre habrá quién salga diciendo que no estaba lleno, que en la tele vieron un hueco sin gente en el minuto 1 de partido, yo lo de ayer lo denomino lleno, cada cual que crea lo que quiera, es verdad que detrás de mi había un asiento libre (el único en mi sector y aledaños), pero también es verdad que había gente sentada en las escaleras, probablemente mi vecino ausente trasero estuviera con algún acompañante en esas escaleras. Yo no entraré en esos debates dobleintencionados de que si nos engañan con las cifras o no, soy incapaz de cuantificar una entrada en 45, 46 o 47.000 espectadores, aunque sí creo ya ver la diferencia entre media entrada y tres cuartos y desde luego un lleno es bastante fácil apreciarlo, dicho queda.

Decía (o intentaba decir) antes de divagar sobre la entrada, que el Atleti se presentaba en el Calderón con la importante baja de Diego, uno de los motores del equipo en esta temporada, y todo parecía propicio para que el equipo de Guardiola se llevara el partido a pesar de los sorprendentes "ánimos" que desde la prensa se daba en esta semana al Atleti, deseosa de ver un pinchazo del Barça en el único campo de la capital donde suele hacerlo: el Calderón, se hablaba de una posible distancia de 13 puntos entre Madrid y Barça, nunca se habló de que se pudiera quedar en sólo 7, ya se da por hecho que el Rayo no ganaría porque ya se sabe como está montado todo.

Con esta importante baja el Cholo Simeone presentó un once con Courtois, Filipe Luis, Miranda, Godín y Juanfran, Arda, Gabi, Tiago y Koke, y con Falcao y Adrián en punta de ataque. 

El Barça pronto se hizo con el control del partido frente a un Atleti que estaba bastante echado atrás, algo nuevo en el equipo de Simeone en los partidos anteriores, en parte es lógica esa precaución pues al Barça tampoco se le puede dar la posibilidad de espacios abiertos atrás. El Barça dominaba pero tampoco avasallaba como se le ha visto en otros partidos (el de ida) o con otros equipos, y al Atleti se le veía cierta capacidad de aguante y ciertos resquicios de poder contraatacar con peligro.

Igualmente desde muy pronto se vio que Pérez Lasa (¿cuánto le queda a este individuo para jubilarse del arbitraje en 1ª?) sigue siendo tan malo como de costumbre, y que sus linieres no desentonan con él en estos quehaceres. No voy a justificar la derrota en este trío arbitral, pero hay que reconocer que si no en el resultado, este tipo influye en el desarrollo del partido, con faltas mal pitadas, tarjetas mal o no mostradas, y sobre todo en el partido de ayer, varios fueras de juego señalados en contra del Atleti que claramente no lo fueron y que eran peligrosos ataques. Ya digo que el Atleti no perdió por el árbitro, pero si es posible que el Barça no perdiera por los linieres (bueno, por uno de ellos el calvito que cubría el ataque atlético en la segunda parte). En este país nos hemos acostumbrado a que sólo se polemice con la actuación del árbitro tras un Madrid-Barça, pero en los demás encuentros también se equivocan, y en la mayoría de los casos siempre se beneficia  o perjudica a los mismos. (y mejor no entrar en la actuación del árbitro en Vallecas unas horas antes).

Fruto del dominio barcelonés llegaría el primer tanto blaugrana (negro ayer) en el minuto 35 obra de Alves. Ahí ya parecía que el partido se decantaría definitivamente del equipo azulgrana (perdón, negro), aún así el Atleti aguantó el resultado hasta el descanso.

Nada más comenzar el segundo tiempo se vio que el Atleti salía lanzado a por el empate, y así fue como tras botar un córner (en largo, como debe ser, cuántos gilicorners hemos sufrido con este equipo en anteriores etapas) el balón llega a Falcao que remata a gol. Un nuevo gol del colombiano, que sin embargo a pesar de sus número de goles, aún levanta cierto recelo al verle fallar muchas jugadas y perder fáciles balones, que anteriores delanteros atléticos aprovechaban fácilmente. 

El Atleti recupera el empate en el marcador y la afición de un estadio abarrrotado (bueno, faltaba un señor detrás de mi) empezaba a vibrar con su equipo al que veía capaz de hacer la machada de ganar al Barça o al menos de no perder. El dominio del Atleti en el partido se hace claro y sólo algunas torpezas en algún ataque, el banderín con el muelle flojo del linier calvito y la permisividad de Pérez Lasa con algunos jugadores azulgranas (perdón otra vez, negros) no mostrando amarillas en su momento (o perdonando la roja a Alves), hacían que el Atleti no lograra adelantarse en el marcador.

Y en este devenir el Atleti comete una absurda falta por no haber sabido despejar un balón fácil, Messi coge el balón y se prepara para tirar, observo desde la grada que el árbitro no marca distancia pero que los juagdores del Atleti mediopreparan la barrera sin atender al balón, Messi reincide con el Atleti y sorprende lanzando la falta meintras Courtois ve impasible entrar el balón por la escuadra, 1-2 y mazazo para las aspiraciones atléticas.

El caso es que con este resultado el Atleti de Simeone rompe su racha de partidos sin perder y sin embargo encadena otra de 4 partidos sin ganar (en Liga), demasiado castido para los merecimientos de los atléticos por su juego, 3 puntos de 12 posibles, en cuatro partidos en los que mereció más, está visto que en el fútbol no siempre el buen juego se acompaña de buenos resultados, sin embargo creo que la senda que lleva es la buena y que los resultados llegarán. La Liga está apretada y se sube y bajan muchos puestos en una o dos jornadas, el cuarto puesto está ahí mismo, y el tercer puesto ya no soy el único en verlo alcanzable a pesar de la derrota de ayer. No seremos los únicos en caer con el Barcelona y algunos de los equipos que nos preceden aún tienen que jugar entre ellos o con el propio Barça, no hay que bajar los brazos.

El próximo partido será ante el Sevilla, quien con Michel ha vuelto a conocer la victoria (ayer frente al Valencia), para ese partido el Atleti no contará con Falcao que cumple ciclo de amarilllas junto con Godín, alguna de esas amarillas no fue justa en su momento, aqui llega ahora el injusto castigo infringido por un árbitro en otro partido. A estas bajas se une la del lesionado Diego, bajas que serán importantes, pues los tres jugadores estaba en buen momento de juego.

Quiero terminar pidiendo disculpas por cierta "dejadez" de este blog en los últimos partidos de los que no he puesto crónica, espero poder seguir haciendo al menos una por partido o acontecimiento. Agradezco a quienes a pesar de este silencio aún siguen pinchando el enlace de mi blog.

1 comentario:

José dijo...

Vistas las repeticiones, fue un atraco en toda regla, quitando la falta de Messi y su medio arreglo con el tripero de Pérez-Lasa y la empanada total de todo el atlético en esa falta, el resto todas fueron decisiones hacia la misma dirección, fue un atraco y si hubiera sido el Madrid estaríamos con pistolas, fue UN ATRACO.