miércoles, 13 de octubre de 2010

Se ha ido un trocito de historia rojiblanca: Arteche

















Esta mañana seguía emocionado de alegría la noticia del rescate de los mineros chilenos cuando alguien intercaló la noticia de la muerte de Arteche, algo que me sorprendió enormemente pues no estaba al día de su enfermedad, una gran pérdida de un gran jugador que me trae muchos y buenos recuerdos.

La figura de Arteche va ligada a la de ese puñado de jugadores que además de jugar en un equipo sienten los colores como propios. De pequeño recuerdo coleccionar cromos y uno de los de entonces era el de Arteche con su eterno bigote, ya no quedan jugadores con bigote, tampoco quedan muchos jugadores como Arteche. Después ya crecidito tuve la ocasión de poder verle jugar en el Calderón en los primeros partidos a los que fui al estadio y en mis primeros partidos como socio-abonado.

Arteche no era una estrella como hoy la entendemos, posiblemente hoy en día no sería fichado por el Atleti ni por otros equipos de Primera, pero tenía algo indiscutible, el amor por unos colores y el compromiso con un Club en el que estuvo una década, pocos jugadores habrá en el Atleti desde su escandalosa marcha que cumplan esa trayectoria.

No es momento de entrar en detalles sobre su marcha, pero sólo significar que no se fue como debiera haberse ido un jugador con esa trayectoria en el Atleti, da igual las diferencias que tuviera con la directiva de entonces (que es casi la de hoy), un jugador con 10 años en el Club merece mucho agradecimiento por ello.

Pues lo dicho, se nos ha ido un cachito de historia del Atleti, un jugador del Atleti por los cuatro costados, una figura

1 comentario:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Arteche es el Atleti. Tanto dentro como fuera del campo representó lo que significa el sentimiento atlético. Además, nunca olvidaré a quien le echo vilmente del club: Gil.

Arteche, descanse en paz.