lunes, 2 de noviembre de 2009

Mala suerte frenta al Bilbao

Llevaba un tiempo con el blog algo abandonado aunque no por desánimo como algún lector me ha sugerido sino más bien por cierta pereza. Sin embargo no deja de desanimar el hecho de tener que retomarlo tras una nueva derrota liguera.

Una derrota liguera frente al Athletic de Bilbao que dejó mal sabor de boca porque creo que fue inmerecida y con muy mala suerte. El cambio de entrenador no ha traido de momento grandes cambios en el equipo, sobre todo en los resultados, pero en el último partido sí aprecié cierta mejoría aunque quizás aún insuficiente.

Empezó el Atleti bien, con cierto dominio y con alguna oportunidad de gol como un tiro al palo de Maxi con posterior remate de Agüero en mala posición y que no concluyó el gol. Sin embargo, ocurrió que de nuevo un fallo garrafal en defensa propició que el Bilbao marcara, de nuevo una falta sacada por el contrario desde muy lejos, casi desde el banquillo, se bombea un balón largo al segundo palo en el área pequeña y allí se encuentran dos atacantes prácticamente solos y sin oposición para rematar,  otra vez igual.

Y entonces el Atleti se vino abajo y lo pasó fatal, se veía venir el segundo gol y un acertado Asenjo evitó algún gol más, bien es verdad que también se le vio inseguro sobre todo a la hora de salir de debajo de los palos.

Pero poco a poco el Atleti aguantó el vendaval y llegó al descanso aguantando el resultado adverso de 1-0. En la segunda parte parece que salió mas asentado y el Bilbao se dedicó a esperar atrás y contener, así que se empezó a intuir que el Atleti podría ser capaz de empatar el partido, pero no estaba acertado en puntería y unas veces el portero bilbaíno y en otras dos los palos evitaron el gol atlético. Dos tiros al palo que hubieran sido dos golazos, uno de Forlán a la base del poste, ahí donde no se corta la hierba, y otro de Agüero a la cruzeta, y otro tiro de Forlán desviado por el portero..., me acordé del partido liguero anterior en la que la niña de mi buen amigo Juninho desde su infantil inocencia gritó a Forlán que lanzara el penalty mientras el portero discutía con el árbitro: "tira ahora que no hay portero", el Atleti ha llegado a un punto en que creo que si tira un penalty sin portero lo mismo lo falla.

Pienso que el resultado final fue injusto y que bien hubiéramos merecido como mínimo el empate, pero ciertos "brotes verdes" se han visto en la actitud de la plantilla, quizás aún demasiados verdes, tengamos esperanzas que hay tiempo para remontar la angustiosa posición de descenso en la que nos encontramos.

7 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo estoy harto de excusas, justificaciones y palabras vacías. Hay que ganar y dejarse de hablar y vender burras. Un abrazo.

Adal dijo...

@Fernando: "Yo estoy harto de excusas, justificaciones y palabras vacías. Hay que ganar y dejarse de hablar y vender burras"
¿VA POR MI?

Adal dijo...

Fernando, si tu comentario viene a cuento de mi crónica te rogaría que me puntualizaras y contestaras a cuatro preguntas concretas:
1.- ¿Qué excusas?
2.- ¿Qué justificaciones?
3.- ¿Qué palabras vacías?
4.- ¿Quién y cómo "vende burras"?

Gracias por adelantado

juninho dijo...

Adal, no hay excusas posibles, lo unica diferencia que hay entre el año pasado y este, es que Forlan, Kun, Simao y Maxi hacian goles y ahora no, simplemente.
Yo tengo fe, porque el entrenador es inteligente y sacara lo mejor de cada uno.

atletista sin solución dijo...

Desde luego que el partido del sábado no se ganó porque faltó un poco de fortuna, pero estas cosas pasan en un juego llamado fútbol. La pena es que llevamos nueve partidos y tenemos siete puntos.

No nos queda otra que creer en la victoria, es la única forma de que las porterías se agranden y los balones al poste se conviertan en gol.

Saludos.

fernando dijo...

No, no, no va por ti. Por supuesto que no. Me refiero al equipo, al club y a todos los que componen el Club At.Madrid.

un abrazo

Adal dijo...

ok Fernando