sábado, 3 de enero de 2009

Demasiada euforia optimista frente al Valencia

Con el Año Nuevo me sigo negando a comprar las ediciones impresas de la prensa escrita madrileña/madridista, y en las ediciones digitales observo un excesivo optimismo de cara al partido de esta noche. Parece que se da por hecha una nueva victoria del Atleti en Liga basándose en la última racha de partidos ganados y partidos sin perder.

No quiero ser pesimista, que sí realista, pero en estos partidos en Liga sin perder desde el día contra el Trampas no hemos ganado a ningún equipo importante o que esté en puestos europeos, es más, hemos dejado que se fueran puntos contra equipos como Osasuna y Numancia, y en otros ganados hemos sufrido en los últimos minutos. Así que no podemos comparar el partido contra el Valencia que está igual de bien que nosotros con todos los que anteceden.

Al Valencia se le puede ganar, y no seremos los primeros en hacerlo, pero no será fácil, y la mejor manera es salir convencidos de que se puede hacer, pero no con la idea de que ya está ganado ni con ánimo de mantener el empate a la espera de un fallo para llevarse el partido, esa táctica a Caguirre no le suele salir bien contra equipos grandes.

No estarán en Mestalla ni Maxi ni Maniche, importantes bajas que no deben hacer caer en la idea de que sin ellos no podremos ganar. Otra cosa es el recambio que se utilice, que todo apunta a que será Raúl García, muy válido para mi, y el otro García, Luis, que esta temporada ha demostrado ser un auténtico negado o desafortunado jugador. Sigo sin entender que comisión puede llevarse Aguirre por sacar a este jugador que no ha demostrado en el 2008 nada que no sea torpeza, y mientras un joven jugador llamado Miguel de las Cuevas ha arrancado aplausos y elogios de la parroquia rojiblanca en los pocos minutos que ha jugado.

Y por otra parte ahí está también un olvidado Ignacio Camacho, al que Aguirre sigue sin dar un minuto en Liga esta año, a pesar de los elogios que se llevó en la temporada pasada, recordad su estreno liguero frente al Barça o en Champions frente al Liverpool.

En fin, confiemos en el buen hacer del equipo y en que continúe la excelente racha de Simao, Agüero y Forlán. El empate podría valernos para mantenernos en puestos de Champions, pero creo que es una buena oportunidad para afianzar el tercer puesto que este año da acceso a la Champions (el cuarto obliga a jugar una previa contra un seguro duro rival este año), y a partir de ese afianzamiento en el tercer lugar aspirar a los dos primeros.

3 comentarios:

miguel diaz dijo...

Adal,

De acuerdo completamente con el título. Creo que hay demasiada euforia y hasta yo mismo no tenía ninguna duda de que tras la mini-pretemporada los tres puntos viajarían en AVE a Madrid.

Sin embargo, tras conocer las ausencia de Maxi y Maniche, tengo muchas más dudas.

Si hay alguien que se ha ganado a pulso el banquillo, y hasta la salida del Club, ese es Luis García. Su inoperancia, ineficacia, apatía, desgana,...jornada tras jornada hacen que su inclusión en el once inicial sea una tomadura de pelo al aficionado y un desprecio a los jugadores.

un abrazo. miguel

Atléti1903 dijo...

Buenas,nosé si hay demasiado optimismo,pero esque nuestra situación es para estarlo.El Valencia es un rival duro,y además en Mestalla.No se nos dá bien Mestalla,pero yo confío en nuestro equipo y cre que nos vamos a llevar los tres puntos,saludos!
www.atleti1903.blogspot.com

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

La euforia contenida no es mala. Joder, somos el Atleti, debemos ganar y punto. Respeto al rival, todo; pero a ganar porque somos mejores.

Aguirre sigue con sus cabezonadas: sacar a Luis García, repetir con Pernía y marginar a Camacho.

Un abrazo.