martes, 4 de noviembre de 2008

You’ll Never Walk Alone



Primer martes después del primer lunes de noviembre, medio mundo está pendiente de EE.UU. y de Obama y Mc. Cain, y mientras a mi me da igual porque los dos serán distinta cara de la misma moneda y estoy más pendiente de un partido de fútbol entre el Liverpool, un grande del fútbol europeo e inglés y el Atlético de Madrid un grande histórico español que busca ser grande del momento.
Los dos llegan al partido igualados a puntos y con muchas posibilidades de clasificarse para octavos incluso perdiendo. El ambiente entre los dos clubes es cordial y de confraternización, esperemos que siga así durante el encuentro.
Hoy se reencontrarán viejos conocidos: Sinama y Luis García con el Liverpool, y sobre todo Fernando Torres, El Niño, The Kid, con el Atlético de Madrid que le vio nacer, le formó y le dio fama para después triunfar en Inglaterra.
No hay rencores, pocas veces un exjugador ha desatado tanta pasión entre sus exseguidores, pocas veces se ha deseado que un exatlético juegue contra el Atleti. En el Calderón se le esperaba con cariño pero no pudo ser por culpa de una lesión; quizás podría haber comparecido para recibir la insignia que el Club ha decidido otorgarle pero no ocurrió, hubiera sido bonito, una ocasión única: un estadio entero y dos aficiones ovacionándole, y la Champions de testigo.
El partido tiene un favorito: el Liverpool, y lo es por categoría, por historia, por plantilla, por ser local. Sin embargo cada partido es una historia y el Atleti este año en Champions está logrando grandes resultados ¿por qué no ganar en Anfield?, habrá que ver si el Sr. Aguirre pone los medios y las tácticas adecuadasm, o sacará once jugadores descolocados y a ver qué pasa.
Apuesto por un 2-2.

2 comentarios:

juninho dijo...

He leído que no juega el Kun y me he puesto de mala leche, espero que sea un bulo.
Sere uno de los pocos atleticos que no vean el partido.

atletista sin solución dijo...

Si es que tienes muchas comisiones, Juninho. Eres muy importante y eso se paga.

Yo creo que fue un error histórico vender a Torres. En fin el tiempo dará o quitará la razón como decía el clásico García.