viernes, 5 de octubre de 2012

Cebollazo y pleno al quince


Pues hoy no había que pensar mucho para hacer un titular respecto al partido de anoche, coincido con el de Marca en el mismo, que es el que lo mejor lo expresa y con el que había pensado hacer esta crónica sin haberlo leído aún, se me adelantaron, espero no tener problemas legales por la coincidencia.

Un titular que resume las dos noticias del partido de ayer: un "Cebollazo" por el gol del Cebolla Rodríguez marcado en el descuento cuando muchos nos lamentábamos por el empate, y el "pleno al quince" por los 15 partidos que lleva ganados de forma consecutiva el Atlético en competición europea, todo un récord, que muchos desmerecerán argumentando la falta de entidad de algunos rivales, pero lo cierto es que ahí está y nadie lo había hecho antes, y no somos los únicos en haber jugado solo Europa League, el Real Madrid ganó dos Copas de la UEFA de forma consecutiva y no logró este récord entonces (ni después).

Noche agradable en el Calderón, aunque ya hay que ir luciendo manga larga. El Atleti partía como favorito en este encuentro y el Cholo siguió con su idea de dar descanso a los habituales en Liga, dada la entidad de estos rivales europeos, una idea que me parece más que correcta, pues el Atleti debe asegurarse estar este año sí entre los puestos de Champions, y mejor si es entre los tres primeros, algo que va por buen camino de conseguirse con la segunda posición en la tabla provisional que ocupa.

De esta manera el "otro" Atleti, el de Europa, saltó al césped formando con Asenjo, Kader, Cata Díaz, Pulido, Cisma, Koke, Gabi, Emre, C. Rodríguez, Adrián y Diego Costa.

Enfrente teníamos al Viktoria Plzen, equipo checo poco conocido aunque ya jugó el año pasado en la Champions. Sobre el papel el Atleti debía ser superior, y aparentemente los checos son el único rival algo serio en el grupo. Desde el comienzo del partido se vio que los suplentes y filiales del Atleti no lo iban a tener tan fácil como se esperaba para doblegar al equipo bohemio, que quizás motivados precisamente por al ausencia de los jugadores principales en las filas rojiblancas vieron la posibilidad de llevarse algún punto de Madrid.

El Atleti no llegaba a dominar claramente a los checos, y estos tenían incluso sus propias oportunidades, Diego Costa lo intentaba pero se encontraba demasiado sólo, pues Adrián sigue "de olimpiadas" en Londres, no obstante la oportunidad más clara la tendría el asturiano estrellando un balón en el travesaño en su mejor jugada de la noche. El Atleti no era el de otras ocasiones y tampoco el que jugo en Israel, también con suplentes.

Poca historia tuvo este partido, no sé si sería por darle descanso pero Simeone decidió ya comenzada la segunda parte y con 0-0 en el marcador sustituir a Diego Costa para dar entrada a Raúl García, no sé cómo se lo tomaría el brasileño que otra vez se fue entre aplausos, pero sin embargo sin gol. Yo con ese marcador incierto hubiera prescindido de Adrián, pero como digo, quizás el Cholo lo hizo pensando en la liga y en el partido del domingo. 

Con Raúl García en el campo y después la entrada de Tiago pareció que el Atleti tenía más mordiente y en los últimos 10 minutos empezaron a llegar algunas ocasiones para el Atleti, sobre todo dos muy claras en las botas de Raúl García que no llegó a rematar correctamente prácticamente en boca de gol. Ya antes el Viktoria tuvo la suya en el lanzamiento de una falta que repelió magníficamente Asenjo.

Como dije, cuando todos nos lamentábamos del empate conseguido frente a un equipo inferior pero que no lo demostró, llegó la alegría: falta a favor del Atleti en campo de los checos con el tiempo ya cumplido y anunciados tres minutos de descuento de los que ya ha transcurrido uno, el Atleti sube a todos sus jugadores que se concentran en la frontal del área, todos juntos, no hay sitio para más, todo el Calderón espera ansioso un balón colgado a ese semicírculo del área, pero Emre decide darle más emoción y saca sobre el Cebolla Rodríguez que era el único jugador fuera de esa concurrida frontal, el uruguayo para el balón para después lanzar un autentico cebollazo (es la palabra que mejor la define) que no logra ser atajado por el portero checo, las casi despobladas gradas atléticas saltan al unísono para celebrar un gol que nos deja muy bien encarrilado el camino en Europa y que nos hace sumar un partido más invictos en el Calderón y en Europa.

Con este resultado de 1-0 se llega al final del partido y el Atlético se coloca líder en solitario del Grupo B con 6 puntos (los otros dos integrantes de este Grupo, Académica de Coimbra y Hapoel, empataron a uno), algo que le hace también ser líder de la Europa League, sólo tres equipos tienen 6 puntos por haber ganado los dos encuentros: el Atleti (con una diferencia de goles de +4), el Dnipro Dnipropetrovsk con +3 y el Olimpique de Lyon con +2.

Equipos "favoritos" como el Udinese, Liverpool, Marsella, Newcastle, Burdeos, Nápoles, Inter o Lazio no han sido capaces de ganar sus dos partidos europeos; otros como Borussia Moench., Stuttgart, Sporting, Bilbao (actual subcampeón) o Tottenham no conocen aún la victoria.

Además como he dicho el Atleti aumenta sus records:
  • 10 partidos ganados seguidos en el Calderón en competición europea desde que se perdió con el Aris de Salónica el 1 de diciembre de 2010
  • 12 partidos y victorias que lleva Simeone como entrenador del Atleti en competición europea.
  • 14 partidos de Europa League ganados de forma consecutiva.
  • Si a esos 14 partidos le sumamos el de la final de la Supercopa, tenemos el pleno al quince: 15 triunfos consecutivos por el Atleti en competición europea.
  • 18 partidos oficiales (tanto de Liga como europeos) consecutivos sin perder desde que se perdió ante el Madrid en Liga el 11 de abril pasado.
Ahora toca aparcar la competición europea a la espera del próximo partido, también en el Calderón donde se puede sentenciar prácticamente la clasificación si se vencen a los portugueses de la Académica de Coimbra. 

Lo importante pasa a ser el partido trascendental del domingo ante el Málaga, con el segundo puesto en juego, y posibilidades incluso de quedar primeros si el Barça no gana justo antes de nuestro partido en le dichoso clásico frente al Madrid. 

Muchos hablan de que nos conviene una victoria merengue para optar a ese primer puesto, yo lo tengo claro: no quiero esa victoria de los de Llourinho, de ser así el Atleti tendría el primer puesto a su alcance pero cerca tendría también a Barça y Madrid, si el Atleti tuviera de verdad opciones de ganar la Liga no es este partido ajeno el que debe ocuparle, sino que el Atleti debería ganar sus propios encuentros con Barça y Madrid. Si el Madrid no gana el domingo reduce sus oportunidades en la Liga, y si pierde prácticamente se hunde fuera de los puestos europeos: Como antimadridista nada me gustaría más, pero fuera de ese ámbito de odio al vecino, es algo que también lo veo bueno deportivamnete hablando, la posibilidad de que los podamos tener a 9 puntos.

Pero vamos, que yo siento decir que posiblemente la Liga no sea de momento la lucha del Atleti, ojalá fuera así, de momento hay que afianzar esta segunda posición y después ver si tenemos posibilidad de luchar de verdad por el título. El partido se presentará difícil pues el Málaga aparenta estar fuerte tanto en Liga como en Europa y el Atleti ha despertado algunas dudas en los últimos partidos tanto en Liga frente a Español o Betis como en Europa con el partido de ayer.

1 comentario:

LH dijo...

Coincido con usted plenamente en que es preferible una victoria del Barca, o un empate incluso estaría mejor, que nunca se sabe lo que nos va a deparar este prometedor Atleti. Eso sí, ganarle al Málaga va a ser complicadísimo, ya lo sabemos.
Por otro lado, hablando de la Europa League, a priori parece una competición sensiblemente menor a la Champions en cuanto a dificultad, pero si nos fijamos en los partidos, el 80% podrían ser de las últimas dos o tres ediciones de la Champions (allí no están ni los 32, ni siquiera los 20 mejores de Europa). El fallo que le veo a esta competición son los rebotados de la Champions y que tras la descafeinada fase de grupos hay demasiadas rondas hasta la final, (sin hablar del aspecto económico) y eso a nadie le motiva hasta llegar a cuartos al menos. Saludos