martes, 28 de agosto de 2012

Falcao devora al Bilbao

Inicio de la Liga 2012-13 en el Calderón y no se pudo hacer mejor, un 4-0 frente al Bilbao en una repetición de la última final de la Europa League y en la que de nuevo el Tigre se merendó a los Leones. Este resultado aúpa al Atleti al cuarto puesto, posición de clasificación para Champions, unas posiciones que llevaba dos años sin ocupar y de la que no debería bajar.

Noche agradable en Madrid y pese a las horas del partido (10 de la noche, segundo partido nocturno consecutivo tras el de las 11 de la noche frente al Levante), el ser lunes y el tener a buena parte de Madrid de vacaciones estivales, se congregó bastante más de media entrada en el Calderón. No estaría mal que desde los videomarcadores se nos informara durante el partido de la entrada oficial como se hace en otros campos.

Confieso que afrontaba el partido con bastantes dudas por la ausencia de Diego en la plantilla y las posibles de Juafran y Filipe Luis lesionados (finalmente formaron en el inicial), sin embargo el precedente europeo y las ausencias en el equipo vasco de Llorente y Javi Martínez daban cierta tranquilidad. 

Simeone dispuso un once inicial formado por Courtois, Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis, Mario Suárez, Gabi, Koke, Cebolla Rodríguez, Arda y Falcao.

El Atlético dominó el partido desde el pitido inicial y buena parte del partido se jugó en terreno rival, sobre todo hasta el 1-0. El resultado final fue de 4-0 pero podría haber sido más escandaloso pues el Atleti, sobre todo en la segunda parte, gozó de numerosas oportunidades de marcar que sería muy largo de contar.

El primer gol llegaría en el minuto 19 fruto de un saque de banda rápido de Filipe Luis (cómo me gusta que se saque rápido de banda, a ver si se toma nota) que centra a Falcao quien se adentra rápido en el área escorándose hacia el palo izquierdo y ante la salida del portero bilbaíno pica el balón para conseguir su primero de la noche, un golazo y una lección de rapidez.

Con el marcador ya a favor el partido durante unos minutos parece aflojar el ritmo y dominio atlético, aunque tendría unas cuantas oportunidades de Filipe, Koke y Falcao sin que el Bilbao llegue a crear ningún peligro pero parece que se le ve más por el campo atlético. Y llegando ya el descanso de nuevo Falcao marca otro gol a pase de Godín (en fuera de juego, eso si) que centra prácticamente a ciegas sobre el área vasca donde llega el colombiano y en acrobático remate junto al poste izquierdo bate de nuevo a Iraizoz, el colombiano sigue en su línea de rematar todo lo que le llegue y como le llegue.

Con el 2-0 se llega al descanso y la parroquia rojiblanca celebra este tranquilizador resultado.

En la reanudación llegaría lo mejor del Atleti y lo peor del Athletic. Al poco de comenzar la segunda parte llegaría un susto para los rojiblancos tras tener que ser atendido Arda Turan, finalmente no sería nada y el turco se reincorporó al partido tras ser atendido.

En el minuto 58 Falcao se interna en el área e intenta centrar pero el balón es interceptado por la mano derecha de Gurpegui y el árbitro pita penalty. Anoche vi en las tertulias televisivas que se decía que fue una mano involuntaria, para mi no lo fue tanto y desde mi posición en el campo vi más claramente que en las imágenes de TV que el defensa bilbaíno despegaba su brazo, para mi mano clara, y desde luego debió ser merecedora de tarjeta amarilla al igual que Filipe la vio por una mano en un balón en el centro del campo sin peligro y después la vería también Gabi por otra mano, no midió con el mismo rasero el árbitro a los dos equipos.

Falcao se encarga de transformar el penalty y lograr así su primer hat-trick de la temporada, y aún pudo ampliarlo a un cuarto gol que rondó durante el resto del partido en el que tuvo aún un par de ocasiones claras en un partido roto claramente y en el que el Bilbao era una caricatura de si mismo y una sucesión de errores en defensa uno tras otro que propiciaban internadas atléticas.

El cuarto gol rondaba una y otra vez, como he dicho con un par de oportunidades del colombiano, pero también con un disparo de Mario Suárez que es repelido, tras rozarla Iraizoz lo justo, primero por el travesaño y después por la base del poste. Diego Costa, que entró en esta segunda parte tuvo su ocasión, y Adrián la suya prácticamente solo en boca de gol, y al final entre tanta oportunidad un balón le llega a Tiago que lanza un trallazo desde fuera del área que se cuela por la escuadra.

Adrián tendría después la oportunidad del quinto que finalmente no llegó. Resultado justo que aupa a los madrileños a la cuarta posición y que hunde a los bilbaínos inmersos en una crisis por el affaire Llorente y Javi Martínez.

El Atleti afrontará con buena moral el partido de la Supercopa del viernes, eso sí, con dos días menos de descanso que su rival el Chelsea gracias a la LFP y a las TV responsables de que este partido se jugara en la noche de ayer y a esas horas, con el consentimiento de Cerezo que a pesar de su cabreo inicial no supo ni quiso defender los intereses de su Club. 

Queda aún por aclararse si el Atleti cierra su plantilla o si habrá algún fichaje de última hora o la tan cacareada vuelta de Diego, nada me gustaría más que su vuelta, pero no soy optimista en este tema, aunque guardo un pequeño porcentaje de esperanza.

A pesar del resultado, no quiero terminar la crónica sin hablar una vez más del nefasto arbitraje de anoche, con un descarado doble rasero a la hora de castigar las manos de uno y otro partido y con algún error garrafal en algún córner y alguna ley de la ventaja no aplicada. Parece ser que también hubo fuera de juego de Godín al recibir el balón que colgaría para el segundo gol de Falcao. Respecto al penalty, tengo claro que lo fue.

1 comentario:

Tomi Soprano dijo...

El penalti es de libro, Adal, y los contertulios esos que hablan de involuntariedad que me la mamen por tiempos, no te jodes ...

Me preocupa un poco Adrián, que al hombre no le está saliendo nada desde que se fue a las Olimpiadas. Es un jugador demasiado importante para nosotros. A ver si se está reservando para Mónaco.

En cuanto a lo de Diego, yo sí que creo que va a venir al final, pero, dicho esto, lo que no te puedo asegurar es el precio que nos va a costar. Conociendo a los delincuentes, temblando estoy, colega. Temblandito.

Un abrazote.