viernes, 27 de abril de 2012

El Atleti celebra su aniversario con el pase a la final


El 26 de abril de 1903 se constituye en Madrid el Athletic Club como una sucursal en la capital del Athletic Club de Bilbao. Este equipo que nacía como filial  de los bilbaínos se independizaría después para dar lugar al que hoy se conoce como Club Atlético de Madrid (SAD). En aquel año los colores de ambos equipos no eran los rojiblancos actuales, sino el blanco y azul.

Ayer, 26 de abril de 2012, justo 109 años después de su fundación el Atleti se ha clasificado brillantemente para jugar la final de la UEFA Europa League precisamente contra el equipo del que fue filial.

El 8 de mayo de 1921 el Athletic de Madrid jugaba su primera final de la Copa de España y lo hizo contra el Athletic de Bilbao, la perdería por 4-1 en una final en la que el Bilbao impuso jugar de local en San Mamés (la única final de Copa celebrada en este estadio) ya con vestimenta rojiblanca. Después jugarían ambos equipos otras dos finales de Copa: en 1956, se volvía a imponer el Bilbao al Atleti por 2-0 en el Santiago Bernabéu y en 1985 eran los madrileños los que ganaban por 2-1 en el mismo estadio.

91 años y un día después de aquella primera final "rojiblanca", el 9 de mayo de 2012, se producirá una nueva final entre bilbaínos y madrileños en la que esta vez serán los de la capital los que ejerciendo de locales, aunque en Bucarest, vistan de rojiblanco.

El Atlético de Madrid se clasificó de manera brillante para jugar esta final, con una trayectoria envidiable y de récords: 18 partidos jugados incluyendo las dos rondas previas, 16 de ellos resueltos con victoria, un empate y una sola derrota ante el Udinese, 40 goles a favor y solo 11 en contra. Por su parte el Bilbao ha jugado menos partidos (15) al haber jugado una ronda previa menos y haber pasado en la siguiente sin jugar el partido de vuelta, de esos 15 partidos ganó 9, empató 3 y perdió en 3, 28 goles a favor y 20 en contra.

Tras los prolegómenos estadísticos, hablemos del partido de ayer: el Atlético pasaba a la final tras ganar de nuevo al Valencia en el partido de vuelta  por 0-1, gol de Adrián. El Atleti partía como favorito para clasificarse gracias al 4-2 conseguido en el partido de ida en uno de los mejores partidos que le he visto jugar en el Calderón, los minutos de descuento fueron claves y dieron vida a los valencianos pues fue en el último suspiro del partido cuando los valencianos lograron su segundo gol que dejaba en cierta manera abierta la eliminatoria al bastarles ganar por 2-0 en la vuelta para eliminar a los madrileños.

El Cholo, fiel a su linea de juego, no presentó una alineación defensiva y no reservó en Mestalla a ninguna de las grandes estrellas del equipo, así el once titular fue Courtois, Filipe Luis, Godín , Miranda, Juanfran, Diego, Mario Suárez, Tiago, Arda Turan, Falcao y Adrián.

El Valencia, como era su obligación, salió a por todas desde el primer momento y tuvo contra las cuerdas al Atleti durante prácticamente  toda la primera parte, pero el Atleti se defendió como gato panza arriba y las actuaciones de Courtois y de Godín fueron determinantes para evitar que se adelantaran los valencianos. El Valencia lo intentó una y otra vez pero unas veces no acertaban y en otras eran los atléticos los que con mayor o menos destreza lograban evitar que llegara el gol.

Se llegó al descanso con un 0-0 y con toda la hinchada atlética conteniendo la respiración. Se sabía que la empresa no era fácil pero pareció que la cosa estaba peor de lo esperado, aunque lo cierto es que cuanto más tiempo pasaba, menores eran las posibilidades de ser eliminados. Tras el descanso el Cholo sentó a un no siempre acertado Mario Suárez y dio entrada a Gabi, algo más resolutivo en la contención de los valencianos y en mantener el balón para los rojiblancos.

Por parte valenciana el mejor jugador está siendo sin duda Canales, y la decepción Soldado, quien anda más preocupado en protestar todo lo que acontece o no, que en rematar con atino sus ocasiones, preludio de lo que vendría después. En los primeros compases de la segunda parte ya parece que el Valencia no domina con tanta claridad e incluso llegan las primeras ocasiones de peligro atléticas. Arda comienza su habitual recital y no hay quien le quite el balón y las posesiones atléticas son ya más largas que en la primera parte.

Y llega el minuto 57, clave en el partido, Canales en un mal giro de rodilla literalmente se rompe, a todos nos dolió ver las imágenes por TV, el mejor del partido hasta entonces tiene que retirarse lesionado y las esperanzas blancas comienzan a disiparse, pues ya apenas queda media hora de partido para marcar los dos goles necesarios.

Al poco de reanudarse el partido tras la lesión se acaba la eliminatoria: le llega un balón Adrián quien controla magistralmente y lanza un potente disparo que se cuela por la portería sin que Alves pueda hacer nada, el 0-1 obliga al Valencia a marcar tres goles sin Canales en el campo y con apenas media hora por jugarse, el derroche en la primera parte fue enorme y también comienza a hacer efecto, pero desde luego el mazazo decisivo ha sido el gol de Adrián que todos los atléticos celebramos pues huele a final europea.

El Atleti va a tener aún algunas ocasiones más de gol que no fructifican pero el partido parece sentenciado, Simeone comienza a hacer cambios quitando a Arda que estaba apercibido para asegurar su concurso en la final, después haría lo mismo con Diego en idéntica situación. 

En el minuto 76 de partido se produce la polémica del partido: en un balón sobre el área saltan al unísono Tiago y Tino Costa y el balón parece que golpea en una mano (en la de Tiago se apresuran a decir desde Telecinco, la repetición aclararía que fue el valencianista el que la tocó con su mano), el árbitro no aprecia nada y deja seguir pero algún asistente parece señalarle penalty, el árbitro para el juego y se dirige al asistente de fondo para aclarar el tema, Tiago protesta y niega ser el autor de la supuesta mano. 

Los valencianistas se unen a la protesta con Jordi Alba y Soldado como principales piquetes, comienzan los empujones, unos y otros se separan y a la vez se empujan, Tiago entra al trapo y no se retira de una trifulca que no puede llevarle a nada bueno, incluso pitando penalty el mal es menor pues queda poco tiempo para remontar, Soldado no ceja en el empeño de provocar a unos y otros, en fingir, en agarrar, en encarar, de su boca sale de todo hacia los jugadores atléticos, pero el árbitro ni toma una decisión ni amonesta a unos u otros a pesar de la tirantez del momento, el propio Cholo entra en el terreno de juego a poner paz, pero Soldado está obcecado y sigue y sigue empeñado en ser protagonista en un partido en el que ha sido incapaz de marcar, quizás le dolía eso. Al final el portugués agrede a Soldado y el árbitro lo ve.

Finalmente el árbitro toma decisiones: roja justa a Tiago que le costará perderse la final, amarillas para Soldado y Jordi Alba (el primero debió haber visto asimismo la roja) y no pita penalty.

El Atleti jugará los últimos minutos con un jugador menos pero el resultado ya no se moverá y la clasificación está claramente conseguida, dos años después volverá a jugar una final europea, dos años después vuelve a eliminar al Valencia de la competición, faltan muchos de los jugadores que jugaron aquella final, pero ninguno ha vuelto a jugar una final europea en sus nuevos equipos.

Además con esta victoria y clasificación, el Atleti logra subir un puesto en el ránking UEFA de los últimos cinco años que sirve para establecer los cabezas de serie en los sorteos, ahora es octavo, si lograra clasificarse para jugar la Champions siendo tercero o cuarto (lamentablemente ganar la Europa League no daría derecho a jugar la Champions, una competición en la que no todos los que la juegan son campeones), el Atleti sería cabeza de serie en el sorteo de la fase de grupos, evitando enfrentarse a equipos como Chelsea o Bayern (actuales finalistas). En la Liga está difícil clasificarse 3º o 4º, pero no imposible, pues hay enfrentamientos directos que serán decisivos y pueden hacer perder puntos a los actuales ocupantes de esas plazas de Champions.

No hay comentarios: