jueves, 31 de diciembre de 2009

- Adiós 2009

Todo llega, llevaba tiempo sin escribir en el blog y no quería dejar el anterior artículo como último de este año, ni siquiera había escrito sobre los últimos y desastrosos partidos ligueros.

Se va el año 2009 y seguro que no lo echaré en falta, no me parece un buen año para mí, ni siquiera regular. Comencé el año cambiando de "prefijo" mi edad internándome en la cuarentena, mal asunto, uno ya empieza a echar la mirada atrás con nostalgia y observa canas al peinarse y el oftalmólogo me dice que la presbicia se inicia como acompañante de fatigas.

Aún no repuesto del disgusto de haber dejado de ser treintañero llegó la crisis que durante meses no era crisis sino desaceleración económica y eufemismos parecidos, y con la crisis y ciertas antipatías personales y laborales llegó el despido y el paro (y hasta hoy), ¿qué se le va a hacer?, pues ajo y agua, y al final el mundo y la vida sigue, no todo en la vida es trabajar.

¿Y el Atleti?..., pues peor que peor, se acaba la primera década del siglo XXI y el balance es horrible y la reciente trayectoria... ¿qué voy a descubrir ahora que no se haya dicho ya?, pues eso que estáis pensando y probablemente más.

Negro panorama el que describo en los párrafos anteriores, pero hoy no es día para eso así que haciendo un gran esfuerzo también encuentro aspectos positivos en este dichoso 2009, hay que buscar mucho pero también los hay: el primero y fundamental que aquí sigo en la brecha que no es poco, con esperanza eso sí, que es lo que muchas veces más alimenta la vida de uno, la mejor herencia de la caja de Pandora.

Más cosas positivas de este moribundo 2009: el ver que año tras año los amigos que uno tiene son más amigos y que mi gran familia cada vez es más grande, en tamaño y en calidad, crecimientos que hacen olvidar muchas penas.

Y centrándonos en mi vida bloguera también destaco mi consolidación en este interesante mundo que son los blogs, con un creciente y muy modesto seguimiento por parte de un puñado de atléticos, a todos los que me leéis habitual o esporádicamente os doy las gracias por hacerlo. Espero que sigamos durante mucho tiempo.

Así que un año más llegamos a este 31 de diciembre con la esperanza puesta en que el año que comienza sea mejor que el que termina, con el deseo de que quienes disfrutamos de salud lo sigamos haciendo, con el anhelo de trabajar los que no lo hacemos, con la intención de seguir manteniendo esos buenos amigos que ya tenemos y de seguir teniendo cerca a esa gran familia que uno tiene, con el deseo de que el Atleti este año remonte y supere esta desastrosa situación, con la ilusión puesta en la consecución por qué no de un título (la Copa y soñando aún más -es tiempo de soñar- la Uefa, o como coño se llame este año).

Existe el Día del padre, de la madre, de los enamorados, del sida, de la lucha contra el cáncer, contra el maltrato de las mujeres, el de la bicicleta... El día de hoy debería llamarse el día de los sueños, de los buenos propósitos, de la esperanza, algo así, pues estoy seguro que es lo que muchos tendremos hoy, y eso es lo que os deso a todos: que se cumplan vuestros/nuestros sueños y propósitos.

Pues eso, que tengáis todos una feliz salida y entrada de año y que el año 2010 sea  el mejor  de todos los vividos hasta ahora, que el Atleti despegue y dentro de 365 días escriba en esta página un resumen mejor que el que hoy hago, un fuerte abrazo para tod@s

2 comentarios:

Billie dijo...

Felíz año 2010 para ti, para la gente de bien y ojalá para el Atleti pero eso ya... Un abrazo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo sólo pido una cosa para el Atleti: la marcha de los Giles y los Cerezos. El resto es engordar, para morir. Un abrazo.