martes, 31 de enero de 2012

Reválida del Cholo con nueva victoria a domicilio

Pues la cosa ha cambiado y mucho con la marcha de Manzano y la llegada de Simeone, no voy a sacar pecho pues todavía no hemos conseguido nada definitivo pero cada vez estoy más satisfecho de mi inicial fe en el Cholo incluso reclamando desde este blog su venida mucho antes de que se produjera.

4 partidos jugados con 12 puntos en juego, 10 puntos conseguidos (Manzano 19 puntos en 16 partidos), dos victorias a domicilio y un empate (de Manzano ni hablamos en este aspecto), bien es verdad que los rivales no han sido ninguno de los siete que nos antecede en la clasificación, pero lo importante además de los resultados es la actitud que se ha mostrado durante los partidos, una mentalidad más ganadora, más acorde con lo que se debe exigir a este club, queda aún mucho por conseguir, pero es un comienzo, un giro en la trayectoria.

Se ha conseguido ganar dos partidos seguidos a domicilio, tres victorias consecutivas en Liga, cuatro partidos sin perder, cuatro partidos sin recibir un gol, ya ni nos acordábamos de cuándo fue la última vez que ocurrió alguna de estas circunstancias que deberían ser habituales en la trayectoria del Atleti.

Todo esto ha llevado a que el Atleti haya escalado hasta la séptima posición, el mismo puesto en que terminamos la Liga el año pasado y que debería ser superado ampliamente para firmar una temporada decente, a un gol del sexto puesto ocupado por el Bilbao con los mismo puntos, a 2 puntos de la Champions, y a sólo 7 del tercer puesto ocupado por el Valencia que será nuestro próximo rival el domingo en el Calderón.

No debemos caer en demasiada euforia pues ahora queda por certificar este buen comienzo del Cholo ante rivales difíciles como el propio Valencia, después dos salidas seguidas de nuevo, y tendrán que visitar aún el Calderón equipos como el Barça, Bilbao o el Madrid, y por medio tenemos la Europa League, lástima del desastre copero.

El partido en El sadar (permitidme que siga usando el antiguo nombre del estadio sin publicidad o subvención) se presentaba como una difícil reválida para Simeone, un campo históricamente difícil para el Atleti, aunque no tanto en la última década. El Atlético se presentaba con las bajas de Diego y Gabi por acumulación de amarillas (algunas de ellas discutibles, aquí es cuando se recogen los frutos de los desaciertos arbitrales con el Atleti al mostrar amarillas, que no sólo las ven los llorones de Mourinho), bajas que se suplían con la vuelta de Tiago y de Mario Suárez y con la entrada de Koke en el once inicial.

El Atleti se mostró desde el primer minuto como el dominador del juego y cómo el claro aspirante a llevarse los tres puntos, pero no se creaban tantas ocasiones como en otros partidos a pesar del dominio territorial, sólo un fuerte disparo de Koke inquietaría la meta pamplonica. Sería en el minuto 40 cuando precisamente parecía que la máquina rojiblanca empezaba a flaquear cuando el Atleti bota un córner sobre el área (como a mi me gusta, nada de gilicorners que nunca terminan en nada) y tras varios rechaces Godín logra marcar el primer y a la postre definitivo gol.

A destacar la amarilla que vio Falcao por codear en un salto a un rival, seguro que hoy no veremos en Telerealmadrid esta acción repetida una y otra vez (para mi puede ser tarjeta); después un jugador rojillo haría la misma falta sin ver la amarilla, ese es el problema de estas tarjetas, que no siempre se muestran bajo el mismo criterio, y que jugadores de ciertos equipos acostumbrados a saltar con los codos sobre el rival no siempre ven la tarjeta y se sorprenden cuando algún árbitro "osa" mostrársela frente a su eterno rival, si Mr. Codos Hierro hubiera visto amarilla en todas las jugadas idénticas a la del colombiano probablemente sería récord guiness en jugador amonestado e incluso expulsado.

En la segunda parte el Atleti cedió algo de terreno y los jugadores pamploneses llegaban con más facilidad a terreno rojiblanco sin apenas oposición en el centro del campo, aún así el Atleti creaba también peligro y tuvo un par de ocasiones muy claras de matar con el 0-2, especialmente en una ocasión de Adrián y otra de Falcao. Cuando no se mata un partido sucede que luego se puede lamentar y así el Atleti vivió cierto calvario en los últimos diez minutos de partido en los que Courtois salvó el empate en varias magníficas intervenciones, afortunadamente el Atleti resistió el acoso rojillo y logró llegar al final con el marcador a  favor.



domingo, 22 de enero de 2012

El Atleti "comienza" la Liga ganando a domicilio

Perdonad el chiste del título, y es que el Atleti jugó el partido correspondiente a la primera jornada de Liga y que paradójicamente termina la primera vuelta por su aplazamiento. Pero también hablamos del primer partido que el Atleti ha ganado a domicilio en toda la primera vuelta, una victoria que ha costado que llegara pero que finalmente llegó de la mano del Cholo.

Son muchos los que pensaban y piensan que el Cholo no arreglará los temas deportivos de este equipo y de esta temporada, yo confío en él y aunque aún queda media Liga por jugar es indudable que algo está cambiando en este equipo desde su llegada. La marcha inevitable de Manzano nos trajo al argentino y en tres partidos ya ha hecho más que el andaluz en todos los partidos anteriores.

Ya he comentado que con el jienense el Atleti no comenzó la liga jugando tan mal como lo hizo en sus últimos partidos, lo que hacía pensar que esta plantilla no era tan mala como para estar en esos puestos de dos dígitos en los que se encontraba. Los dos primeros puestos están a años luz de ser alcanzados pero los dos puestos siguientes no son tan imposibles, no veo tanta diferencia de nivel entre las plantillas. Manzano hizo partidos (sobre todo en casa) con momentos de buen fútbol, pero poco a poco se fue perdiendo y fue incapaz de volver a sacar ese fútbol de los jugadores, y sobre todo fue incapaz de reaccionar en cada partido ante las adversidades.

El Cholo ha reactivado esta plantilla y la hace jugar presionando arriba para no dejar jugar al rival, y le ha hecho jugar más en vertical con más profundidad, además se está viendo acompañado con más pegada y suerte de cara al gol, pero si es verdad que en dos partidos ha marcado 7 goles también lo es que no fueron sólo 7 las ocasiones creadas, y sobre todo se ha conseguido mantener la puerta a cero en tres partidos consecutivos, y con una defensa que no aparenta la fragilidad que ostentaba claramente en otros partidos. Había leído por ahí a agoreros advertir de que con el Cholo se avecinaba el cerocerismo como táctica a seguir, pues los dos últimos partidos hacen ver que no será así, primero fue con el Villarreal un equipo llegado a mucho menos de lo que fue y que anda jugándose el descenso, ayer fue contra un rival fuera de esos puestos, con buena racha en Liga y en un campo muy difícil para el Atleti.

En cuanto al partido de ayer, el Atleti salió con Courtois, Filipe Luis, Juanfran, Godín  y Miranda, Diego, Gabi, Mario Suárez y Arda, y Falcao y Adrian. En el primer minuto el Atleti creó su primera ocasión de gol y en un pase de Diego un defensa donostiarra toca el balón con la mano, penalti claro que transforma Falcao. El público no pareció ver clara esa mano y desde entonces se reclamó mano y penalti en cada balón que golpeaba en un jugador atlético, hubo alguna dudosa (pienso que ninguna fue penalti) pero hubo algunas en las que el balón tocaba en el muslo. 

Por cierto el colegiado fue Muñiz Fernández, que mostró siete amarillas a los atléticos, algunas justas, otras discutibles, la de Falcao por darla con la mano no la termino de ver clara, no sé si llega a tocar o no, si toca es tarjeta. Diego vio una amarilla por protestar absurdamente una falta cometida por la Real en un contraataque que fue señalada por Muñiz y sería sancionada con amarilla (se pidió la roja) con 0-2 en el marcador y a falta de 20 minutos para terminar el partido, Diego ya había sido advertido antes por el colegiado en una protesta anterior; hay que mirar estas cosas, no se puede ver una amarilla en un partido ya ganado en una jugada que no se jugaba nada y que además se había señalado, aún para pedir una roja que yo pienso que no lo era, después vienen los partidos de sanción por acumulación de tarjetas. Hay que protestar menos y dejar las protestas para jugadas en que nos juguemos algo de verdad.

A partir de esa ventaja inicial de 0-1 el Atleti se hizo el dueño del partido, no dejó de presionar arriba y no dejaba jugar libremente a la Real, quizás pecó en hacer demasiadas faltas, sobre todo al borde del área, pero desde luego se le vio una intensidad no vista en los tiempos de Manzano, si hubiera jugado así en Getafe con el 0-1 en el marcador tendríamos una situación distinta (por no hablar del Albacete).

El Atleti jugaba mucho al primer toque y llegaba a hace jugadas bonitas, Diego y Turan siguen siendo los grandes abanderados de este juego bonito, pero ayer contaban con el apoyo de un Juanfran especialmente participativo en el juego de ataque, y precisamente nada más comenzar la segunda parte Falcao apoya con una pared una excelente internada de Juanfran quien tras recibir de Falcao centra a Adrián quien en dos remates (falla clamarosamente el primero) logra batir a Bravo. 

Si con la ventaja de un gol en el marcador el Atleti era el amo del partido, ya con dos la superioridad fue absoluta. El Atleti siguió jugando bien cuando tenía el balón y presionando (algo menos ya) cuando el balón lo tenía el rival, y haciendo buenos contraataques, como he dicho quizás pecó en cometer demasidas faltas, algunas de ellas muy cerca del área que podrían haber costado un gol si el lanzador hubiera estado acertado, pero lo importante también es que el balón apenas entraba en el área rojiblanca, y cuando lo hizo el balón se despejó y sacó con contundencia, y en muchas de esas situaciones el balón se sacaba jugando, sin recurrir al pelotazo a cualquier sitio o los despejes flojos al centro del área propios de otros partidos, hubo jugadas en que un balón proveniente de un ataque donostiarra terminaba en un peligroso y bonito  contraataque atlético.

Con una Real ya desarbolada e incapaz de imponerse al Atleti llegarían dos goles más de Falcao que redondeaba así un hat-trick y marcaba cinco goles en dos partidos. El tercer gol fue una bonita vaselina desde muy fuera del área y el cuarto un magnífico pase de Koke (jugó unos minutos y participó en dos goles, bienvenida sea su resurreción) que Falcao transforma en gol.

Un dato para terminar: ayer tampoco jugó Reyes, lo que demuestra que se puede ganar y golear sin Risitas. 

El Atleti con este resultado se acerca más a los puestos europeos y se aleja de los del descenso, lo conseguido por el Cholo debe tener continuidad en los próximos partidos ante Osasuna en Pamplona y ante Valencia en el Calderón, estos dos equipos se enfrentan entre sí esta mañana. Sigo pensando que alcanzar los puestos de Europa League cuando quedan 19 partidos por jugar es asumible, y ya no el cuarto puesto sino incluso el tercero, esta convicción no es fruto de dos resultados, con tantos partidos por jugar y tanto enfrentamiento entre  todos no es difícil que los que nos precedan pierdan puntos, y no veo al Valencia (3º en la actualidad) en la línea de no perder muchos puntos. Lo que hace falta es que los jugadores se convenzan de que se puede conseguir y que sigan jugando como pueden hacerlo. El año pasado el Atleti se clasificó por los pelos para la Europa League perdiendo varios partidos y puntos en las últimas jornadas, de no haberlo hecho podría haber quedado cuarto y alguno de esos equipos que puntuaron con el Atleti en segunda.

domingo, 15 de enero de 2012

Con Simeone empieza a cambiar algo

No es gran cosa, no es el cambio definitivo que necesita el Atleti, no es una solución confirmada, pero nuevos vientos corren por el Calderón, y no me refiero a los que traían frío esta mañana al Manzanares, porque de nuevo el Atleti jugaba de mañana en su estadio, y vista la respuesta de la parroquia rojiblanca, parece que este horario propio de la oración del Angelus no es del todo mal recibido. Con estas temperaturas está claro que apetece más venir por la mañana al fútbol que ir cuando se llega a casa al día siguiente de comenzar el partido como cuando se juega a las 9 e incluso las 10 de la noche.

Había expectación e ilusión por ver si el aclamado Cholo Simeone puede enderezar el rumbo de esta nave a la deriva que estaba siendo el Atleti. En Málaga tuvo su debut frente a un rival "directo" (y ya es triste que esto dos equipos luchen por lo mismo, con todos mis respetos a los malagueños). Se consiguió un empate a cero que nos daba nuestro segundo punto fuera de casa y se lograba terminar con la portería propia a cero, el mismo cero que campeaba en nuestro haber. Hubo dos maneras de verlo: quienes veían la botella medio llena, viendo cierto cambio de actitud en la manera de jugar del equipo y cierto rigor defensivo, y quienes veían y ven la botella medio vacía haciendo hincapié en el juego defensivo (que lo hubo) impropio de la historia de este Club y en la inutilidad del cambio de entrenador.

Yo soy de los que veía la botella no solo medio llena sino que además se estaba llenando, sé que siempre peco de optimismo con este equipo, no sé afrontar mi afiliación a él de otra manera, si hasta todos los años me ilusiono con ganar el derbi (iluso que es uno, pero es tan bonito soñar cosas imposibles...). 

La verdad es que este que les escribe no puede más que afrontar el fichaje del Cholo como una gran inyección de esperanza y de que las cosas puedan cambiar, hace años que figura en este blog una foto del Cholo aún jugador reivindicándolo como futuro entrenador, así que ahora que por fin ha venido no me queda otra que confiar en él para salir de estos humillantes puestos en la tabla de clasificación. 

¿Y por qué la fe en el Cholo?, primero por considerar que ha sido un jugador que ha sentido, vivido y luchado por nuestro colores como pocos lo han hecho, segundo porque fue un jugador con carácter y eso es lo que hace falta en un entrenador del Atleti hoy en día, y tercero porque en su breve bagaje como entrenador ya ha conseguido dos campeonatos argentinos y un subcampeonato, algo que pocos (¿ninguno?) entrenadores de los últimos del Atleti tienen en su haber. Ya sé que todo esto es fácilmente rebatible: no siempre se funciona de la misma manera de jugador que de entrenador, no es igual la Liga argentina que la española, que si los Gil no le dejarán hacer..., solo el tiempo nos dará o quitará la razón, al final el fútbol depende de que la jodida pelotita entre o no.

El nuevo año nos traía la baja de Reyes (ya sé que es el segundo partido sin él pero no escribí sobre el partido del Málaga), pues que le cunda al Risitas, quería títulos y ya tiene uno: récord de España, dos eliminaciones coperas en menos de un mes. No me parece apropiado para un club como el Atleti un jugador como éste: que primero viene y después no porque se va al Madrid, pero que luego si viene y se toca los.. esos, que después se va cedido y juega bien, que vuelve y comienza otra vez a tocárselos pero termina jugando bien y con buena campaña, que se va su entrenador protector y con el nuevo decide tocárselos de nuevo, que no le pone a jugar donde  mejor lo hace pero que también pasa de intentarlo, o si  lo intenta pero se olvida de que no juega solo, que le cambian y piensa que es insustituible a pesar de haber estado jugando horrible aquel partido, que ve a su equipo perder y se parte de risa desde la banda, que se va su entrenador y dice que se queda pero mientras negocia su marcha... vamos que no me apena su marcha, solo siento el dinero que costó traerlo, tenerlo y el que dejó su marcha.

Y vamos al partido de hoy, como decía mañana fría en Madrid y buena entrada en el Calderón, a pesar de ello con más de tres cuartos de entrada, un partido contra un Villarreal muy venido a menos en puestos de descenso y que de ganarnos nos hubiera dejado a nosotros a solo uno de estos. 

En esta ocasión el Cholo si confió en la titularidad de Arda Turan, completaban el equipo titular Courtois, Filipe Luis, Godín, Miranda y Juanfran, Tiago, Gabi y Diego y Falcao y Adrián. 

El Atleti controló el partido de principio a fin y fue al claro dominador y merecido vencedor del mismo. Se lograron momentos de buen fútbol, de toque y de juego de ataque, la defensa estuvo segura (bueno hubo un par de fallitos), pero quienes pensaban que el Atleti cedería el balón al contrario se equivocó, pues el balón lo tuvo el Atleti en la mayor parte del encuentro, y cuando no lo tenía los jugadores presionaban arriba no dejando jugar al Villarreal que por otra parte todo hay que decirlo, se mostró como un equipo muy débil y merecedor del puesto que ocupa en la clasificación, ni la sombra de lo que fue.

El Atleti gustaba y se le veía merecedor de un gol que no llegaba, esto parece esperanzador pero no hace mucho que hizo una primera parte similar frente al Betis y todo sabemos lo que hizo tras el descanso. El caso es que el balón rondaba el área castellonera una y otra vez pero el gol no llegaba, hasta que llegó por fin el primer gol en una jugada en el que Falcao remata casi sobre la línea un pase de Adrián, aunque tuvo su suspense la jugada pues al colombiano pareció que le costaba rematar de primeras y hasta tres toques le dio al balón ante tres defensores amarillos.

Abierta la lata de los goles ya parecía que todo sería más fácil que en otros partidos, tras el descanso la situación no cambió, el Atleti siguió dominando y presionando, esto me gusta, que se presione aún ganando, el Villarreal no inquietaba y el Atleti parecía gustarse, y así llegó un nuevo gol de penalti obra de Flacao y un tercer gol  muy bonito en el que Diego recibe un balón de Filipe Luis, lo baja, lo acomoda y dispara a gol. Después el Villarreal sufriría unos minutos de descontrol absoluto en defensa en los que pudo recibir algún gol más que no llegó por desacierto colchonero. 

El partido ya estaba cerrado, pero hay que corregir esos fallos que tuvieron los atléticos a la hora de rematar. Courtois, un mero espectador durante la mayor parte del partido tuvo que sacar en los últimos minutos una manita par dejar su portería a cero tras un despiste defensivo.

En fin, debut del Cholo en el Calderón arropado por su hinchada y tres puntitos que nos acercan más a Europa que al descenso, queda mucho por hacer y por ganar pero no deja de ser un buen comienzo, mejor que el de Molina con el rival de hoy. Esperemos que los jugadores cojan la confianza que parecían no tener y que se remonte algo que aún es remontable, creo que el objetivo del cuarto puesto (incluso el tercero) sigue siendo alcanzable cuando queda más de una vuelta entera por jugar.

A destacar el buen juego realizado por Diego, la reconversión de Juanfran en el jugador que supuestamente fichamos y el gran papel organizador de Tiago en el centro del campo en el partido de hoy. Falcao lo sigo viendo demasiado fallón y le falta regate.

Para terminar comentaré que en las redes sociales (en Twitter sobre todo al parecer, ahí no me he metido aún) se gestó un movimiento para hacer una protesta en el partido de hoy. Antes del partido vi gente repartiendo panfletos, y para el minuto 25 creo que estaba prevista una pitada general contra los Gil, llegó ese minuto y el Atleti estaba a punto de lanzar un golpe franco por lo que imaginé que se esperaría a su lanzamiento para comenzar la protesta, se lanzó y todo siguió igual, para ser exactos desde mi posición en el estadio sólo pude ver a un individuo en el Fondo Norte de pie exhibiendo una bufanda verde y amarilla, ignoro lo que ocurría en la parte de tribuna lateral (única parte fuera de mi campo visual), oírse desde luego no se oyó nada. 

Sinceramente no creo que estas protestas hubieran tenido alguna repercusión en la actual directiva que saben de sobra el "cariño" que despierta entre la afición  (lo entrecomillo para que se capte la ironía, que luego algunos me dirán que yo se lo tengo), son ajenos al sentir de la afición desde que entraron y con la mitad de espectadores en el estadio y de socios (o abonados) no se logró echarles. Sigo pensando que el Atleti tiene dos problemas: uno los dirigentes poseedores actuales (ni siquiera digo propietarios que jurídicamente no es lo mismo), y el segundo, que no hay una alternativa a su deseada, posible y de momento improbable marcha del Club.

Por otra parte yo esperaba que la protesta iba a tener algún tipo de seguimiento y de éxito de participación, pero yo desde luego no la vi, y no tengo ningún interés especial en comentar que no lo haya tenido. A decir verdad los únicos gritos contra Gil partieron desde el Fondo Sur en el minuto 77, un Frente que andaba más preocupado en mostrar pancartas de apoyo a un tal Izaguirre (supongo que no sería Boris) que en otras cosas.