domingo, 31 de enero de 2010

- Comenzamos la segunda vuelta frente al Málaga

Comienza la segunda vuelta y el Atleti se enuentra muy lejos de los puestos donde se supone que debería estar de acuerdo a su categoría e historia, y por qué no decirlo, de acuerdo también a su plantilla ,que si bien es verdad que no se puede comparar con la de Madrid o Barcelona siempre he pensado que tiene más calidad que la de algunos clubes que nos preceden en la clasificación.

Afortunadamente el último mes no ha sido tan desastroso como los dos primeros de la competición y nos ha servido para alejarnos de los puestos de descenso aunque a día de hoy siguen estando más cercanos que los europeos, algo que de ganar hoy se podría invertir. Además equipos con los que creo que debemos disputarnos los puestos europeos están pinchando en las últimas jornadas: ayer perdió el Depor con el Madrid y hoy se enfrentarán entre sí Valencia y Sevilla, así que el Atleti si gana hoy reducirá distancias con la menos dos de estos trres equipos y queda toda una segunda vuelta por delante para seguir ascendiendo en la clasificación.

Comenzamos la segunda vuelta sin el lastre deportivo que suponía tener a jugadores como Cléber Santana y sin el concurso igualmente de Maxi, poco afortunado en las dos últimas campañas. Si embargo el equipo no se ha reforzado excesivamente, pues en el mercado invernal sólo ha llegado Tiago, que de momento sin ser el  gran creador que necesitamos sí le ha dado otro carácter al centro del campo, y por otro lado el inédito todavía Salvio. También hemos recuperado a Mariano Pernía quien nos hizo recordar su gran lado malo en el partido de ida copero frente al Recre, de aquí poco podemos esperar, nos tocará seguir sufriendo por su banda con él o con Antonio López (y en la contraria a Valera).

En el ataque seguimos teniendo al Kun, siempre un crack, aunque ya no tiene tanta pegada como en temporadas anteriores, y a Forlán, quien aunque se reencontró con el gol sigue fallando demasiado para ser el actual Bota de Oro. Se cuenta con el gran apoyo de Reyes (por fin estrenado con el gol) y de Jurado. Simao pienso que sigue aún lejos de su nivel, a pesar de alegrarnos de vez en cuando con sus magistrales goles de falta.

En fin, con todo esto que tenemos el que les escribe no es que se ilusione demasiado de cara a esta segunda vuelta pero creo que tenemos plantilla suficiente para remontar unos cuantos puestos en la clasificación, de los que descarto los tres primeros de manera absoluta, pero creo que los tres siguientes son asumibles, si bien requiere una gran campaña pero hay que recordar que queda un enfrentamiento directo del Atleti con todos, así como entre todos ellos.

Y pasando al rival de hoy, el Málaga, hay que decir que su situación en la tabla nos hace ser optimistas de cara al enfrentamiento de esta tarde, se encuentra a dos puestos del descenso y con los mismos puntos que el antepenúltimo (recordemos que no hace mucho el Atleti estuvo por ahí). Sigo pensando que el Atleti es superior y debe hacerlo ver en el campo y en el marcador, y que también es hora de que lleguemos a los últimos minutos de partido con una holgada y cómoda ventaja en el marcador que nos haga ir mejorando nuestro goalaverage general goleando a estos equipos, que luego nos puede hacer falta de cara a la clasificación final. Ya sabemos que en alguna temporada este goalaverage general nos ha perjudicado incluso a la hora de ascender.

Pues nada, a ver si esta tarde ganamos e iniciamos esta ansiada remontada hacia puestos europeos. Y aunque no he comentado la última eliminatoria copera, recordemos la gran oportunidad que tenemos este año de lacanzar la final de esa competición y de alzarnos con un título que llevamos mucho años sin tocar (otros llevan más).

viernes, 15 de enero de 2010

- 5-1: épica e ilusionante remontada frente al Recreativo


¡Hombre de poca fe!, con estas palabras me dirigí a mi buen amigo Juninho al terminar el partido, las mismas que le dirigí una hora antes del partido. Juninho no confiaba en la remontada, y como él no lo hacía casi nadie, como yo mismo no terminaba de confiar, pero en el Calderón me planté por si acaso, no perdía nada y al final ni llovía ni helaba.

Una semana antes los jugadores atléticos protagonizaron en Huelva uno de los mayores ridículos de la historia. Unos días después contra todo pronóstico van y ganan por 0-4 al Valladolid, y entonces se encendieron muchas luces de esperanza, pues se demostraba que estos jugadores eran capaces de meter 4 goles a un Primera, pero la pregunta seguía en el aire: ¿serían capaces de volver a marcarlos frente a un Segunda?.

Pues a comprobar tal capacidad o incapacidad fuimos veintitantosmil atléticos al Calderón en una "apacible" noche del mes de enero en ese horario tan cómodo que nos brindan las TV (y pensar que en media Europa la gente se va a dormir a esas horas). La primera sorpresa fue el ver que había más gente de la esperada, o nos puede el morbo o seguimos alimentados de fe y esperanza en que se cumpla la frase que tantas veces he repetido: "hoy sí".

El Atleti salió con todo lo mejor de la plantilla y con De Gea de portero. Volvía el Kun al Calderón tras varios partidos en el dique seco, y le acompañaban Forlán, Jurado, Reyes, Simao... lo mejor que tenemos para el fútbol de ataque, si con esos jugadores no se le marca un gol al Recre apaga y vámonos.

Y pronto demostró que salía a llevarse el partido y la eliminatoria y que el Huelva venía a mantener el resultado (tampoco debía jugar de otra manera con la ventaja que tenía). También pronto se demostró las intenciones que el árbitro tenía a la hora de amonestar con amarilla a un jugador de un equipo o de otro. Assunçao vio su primera amarilla en su primera falta que como mucho debería ser merecedora de una amonestación verbal, esas amonestaciones que tanto gusta hacer a los árbitros a los jugadores visitantes pero que se convierten en tarjeta cuando el jugador lleva el escudo atlético en su camiseta.

Y llegaron ocasiones, buen juego, cabalgadas de Reyes, desmarques del Kun, imprecisiones de Forlán, y más ocasiones y balones rechazados por el portero recreativista o por los defensas, y entonces aparece Simao y aprovecha uno de esos rechaces y GOL, se inicia la remontada y queda mucho tiempo, cánticos de alegría y dos minutos después Forlán cabalga por la banda desbocado y ofrece un magnífico balón que el Kun se encarga de mandar a las redes: 2-0 antes de la media hora, como en el partido de ida.

Pues parece que lo peor se ha hecho y ahora se ve la eliminatoria a tiro de piedra, un gol queda para empatarla, y se ve venir, se intenta y se vuelve a intentar. Llega un córner y vemos que el Huelva mete el autobús y casi media EMT en el área pequeña, imposible encontrar un hueco para mandar un balón, ¿imposible?, no, salta Ufjalusi y quizás para enmendar su expulsión en Huelva marca el tercer gol que empata la eliminatoria antes siquiera de llegar al descanso. El público salta, canta, se abraza, se frota los ojos y no termina de creerselo: en 40 minutos empatada la eliminatoria.

Descanso, bocata, llamadas a los ausentes, nos reforzamos la ropa de abrigo y comienza la segunda parte con muchas ganas por parte del público, pero ahí está Perea para que nos atragantemos con algo que no es el bocata, porque a la garganta se me subieron cuando vi la Pereada de turno nada más empezar la segunda parte que dejó solo a Fornarolli ante De Gea y que inexplicablemente falló, pero ayer (y por una vez) la suerte estaba del lado rojiblanco.

Los peores augurios se murmuraban en el Calderón pero se desvanecieron por la insistencia atlética, el Kun parecía tocado pero lo intentaba una y otra vez hasta que marcó tras un rechace del portero de un punterazo de Forlán, euforia en el Manzanares de 3 segundos pues el gol fue anulado por fuera de juego; después Forlán estrella un balón en el travesaño, el partido es del Atleti, se merece el cuarto gol, y el Recre empieza a apretar para conseguir uno ante las facilidades de Perea y alguna que otra cantadita de De Gea... y en esas estamos cuando llegó uno de los goles más chapuceros que le he visto al Atleti: con jugadores sobre la línea de gol y el balón entre sus piernas que no acertaban a rematar, rechaces, rebotes, hasta que al fin Agüero acierta a rematar marcando de rebote, como en los mejores tiempos de Julio Salinas: 4-0 y nos sobra media hora, objetivo cumplido.

Demasiado bonito y pronto para ser el Atleti, se tiene que sufrir y entonces llega Assunçao y hace su Pereada regalando un balón en el área pequeña que es aprovechado por Carmona para marcar y obligarnos a marcar un quinto gol en los 20 minutos que quedan, pero todo el mundo lo ve posible, incluso cuando un par de minutos después Assunçao ve la segunda amarilla (para mi tan rigurosa como la primera) y el Atleti se queda con diez, y entre los diez Perea, que en el partido de ayer es como jugar nueve contra doce.

Pero el Atleti está lanzado y ocasiones no faltan, Quique iguala efectivos quitando a Perea para que entre Ibrahim. Reyes sigue desmarcándose una y otra vez por la banda izquierda pero ahora cada vez recibe más faltas y el árbitro empieza a sacar tarjetas, el Kun lo sigue intentando pero se le ve "tocado", hasta que le llega
un balón en la frontal del área en una ventajosa posición pero el árbitro para el juego y pita una falta anterior sin aplicar la ley de la ventaja y ni siquiera con la justificación de mostrar una tarjeta al infractor. Protestas atléticas, recuerdos para su madre desde la grada, la barrera que no es colocada en su lugar y el tiempo que transcurre, lanza Simao.... GOLAZOOOOO!!!!, AHORA SÍ, queda muy poco tiempo y 5-1.

El gol seguro que no será analizado por los expertos en anatomía, dinámica del balón, parábolas inexplicables del esférico en un campo de fútbol  y otras ciencias afines que normalmente sacan en Telemadrid para elogiar los goles de falta de Zidane, CR o de C3PO, pero es un golazo pese a quien pese y vale una eliminatoria, quizás parte de un título y desde luego un nuevo resurgimiento deportivo de una plantilla que hace un mes estaba por los suelos de la clasificación liguera.

Y de nuevo como hablamos del Atleti hay que hablar de minutos finales de agonía, de empuje y ataques desesperados del visitante y de defensa aún más a la desesperada del Atleti, de 4 minutos de prolongación que prometen ser interminables, pero hoy toca cara en la moneda de la suerte y finalmente termina el partido, y los que estuvimos en el Calderón recordaremos durante mucho tiempo que estuvimos presentes en esta histórica remontada frente a un equipo que nunca debió ganarnos por 3 goles en el partido de ida.

La semana que viene vuelve la Copa frente al Celta de Vigo, otro Segunda, y si le superamos nos espera en semifinales el ganador del Rácing-Osasuna, y en la final Sevilla, Depor, Mallorca o Getafe. No es por desbordar la ilusión, pero pocas veces tendremos un título o una final tan asequible, y puede ser la mejor puerta para entrar en Europa. Lo que hace falta es que en todos estos partidos y en los de Liga y europeos se juegue al menos con la misma ambición y actitud, bien es cierto que ya no jugaremos contra equipos de la calidad del Recre.

domingo, 10 de enero de 2010

- 0-4 en Valladolid y 2-1 frente al Castilla

Bueno, tras el vergonzoso espectáculo del miércoles en Copa del que no tuve ganas de comentar nada porque me hubiera calentado demasiado, retomo el blog para la siempre gratificante tarea de comentar una victoria. Victoria sorprendente, pues tras el fracaso copero ahora a los jugadores se les ha ocurrido echarle un par de... y ganar por 0-4 en Valladolid.

No tuve ocasión ni ganas de ver el partido frente a los pucelanos, pero por lo que se comenta parece que los jugadores atléticos ofrecieron una cara radicalmente distinta de la que ofrecieron en Huelva. Lo que yo he dicho muchas veces, que no tenemos equipo para ganar al Madrid, Barça o Chelsea, pero tampoco son tan malos para no ganar al Apoel y a equipos españoles frente a los que hemos perdido esta temporada.

Comenzamos el año con una trabajada y agónica victoria frente a un diezmado Sevilla que nos hacía recuperar la esperanza en la plantilla, pero la alegría duró lo que dura un viaje a Huelva, desperdiciando una gran oportunidad de poder a aspirar a ganar un título, aunque queda aún un partido de vuelta en el que deberá marcar 4 goles.

Frente al Valladolid hemos logrado una importante victoria que nos afianza un poco más en la mitad de la tabla alejándonos de los puestos peligrosos y acortando diferencias frente al Sevilla por ejemplo, uno de los rivales a superar de cara a la posible clasificación en puestos europeos, hoy más cercanos aunque aún lejanos, pero recordemos que seguimos en la primera vuelta y queda toda una segunda vuelta para remotar (seamos optimistas, muy optimistas).

Como no vi el partido en Valladolid no comentaré nada de él salvo apuntar el gran papel que hizo Reyes asistiendo un gol a Jurado y marcando él mismo otro, ¡su primer gol liguero!. Reyes ha sido un jugador denostado por mi durante más de un año, pero en los últimos meses hay que reconocer el giro que ha dado en su juego siendo en algunos partidos el mejor jugador (o el menos malo), aunque el entrenador no siempre supo reconocerlo y así contra el Sevilla fue inexplicablemenrte sustituido con em pate en el marcador.

Forlán marcó otro gol y se ha despachado en declaraciones molesto con críticas hacia él, críticas que fueron merecidas pues ha estado bastante bajo de forma y fallón. Esperemos que acalle las críticas con juego y no con nuevas declaraciones.

Y otro gol fue marcado por Agüero que volvía a jugar un partido tras varios en el dique seco, esperanzador regreso el suyo.

Así pues la cosas en la Liga se arreglan un poquito pero queda mucho que hacer aún, pero hay tiempo y margen para aspirar al cuarto o quinto puesto, no creo que lleguemos al tercero. En la Copa, ahora las cosa están peor, curiosamente hace diez días era al revés. El jueves tocará intentar remontar frenta al Recre, ayer demostró el Atleti que es capaz de ganar por cuatro goles a un primera, pero el miércoles también demostró que es capaz de no marcar un gol a un equipo de los últimos de segunda y además recibir tres goles.Veremos que cara de las dos ofrece, pero desde luego el Atleti debe salir con todo a remontar la eliminatoria, sería una grandísima inyección de moral.

Dejando al Atleti en su devenir frente al Huelva, voy a hablar del Atleti B que esta tarde ha ganado justamente al Real Madrid Castilla por 2-1, partido que se ha podido ver por La Otra de Telemadrid, aunque para mi más que la Otra es "La misma", sorprende en este canal ver algo sobre el Atleti B pero es que claro el rival era el Madrid B... En fin dejemos al medio en paz y centrémonos en el Atleti B que ofreció una imagen bastante buena con una muy trabajada victoria pues tuvo que remontar un gol vikingo en el primer minuto y jugar todo el partido bajo y sobre la nieve caída durante todo el encuentro en Majadahonda. Sin embargo no se amedrentaron con ese gol inicial y lograron el empate primero y la victoria después en la segunda parte (en la primera se les anuló un gol por inexistente fuera de juego).

Ha sido un partido de Segunda B pero en el que se les ha visto jugar muy seriamente y con un gran control del juego y una fortaleza defensiva importante, algo que no estamos acostumbrados a ver en el Calderón. Con esa victoria el Atleti B se sitúa tercero en la clasificación en puestos clasificatorios para el play off de ascenso, así que desde aquí mi reconocimiento para los chicos del B.

domingo, 3 de enero de 2010

- Agónica pero merecida victoria frente al Sevilla

Difícil partido el que afrontaba anoche el Atleti como relaté en mi último artículo, y dífícil, trabajada y agónica aunque merecida fue la victoria.

Ambos equipos se presentaban con importantes bajas, por el lado atlético sin duda la del Kun era la más preocupante, unidas a las bajas en defensa de Pablo y Ufjalusi que hicieron innovar una nueva defensa a Quique Sánchez Flores con Valera, Domínguez, Perea y Antonio López. El centro del campo lo formaban Simao, Raúl García, Assunçao y Reyes y en punta estaban el desorientado Forlán y la novedad de Ibrahim procedente del filial y debutante en primera.

El Sevilla no pareció demostrar la superioridad ante el Atleti que se le suponía y así el control del juego lo llevó desde el comienzo el Atleti, aunque sin llegar a terminar de imponerse en el marcador. Forlán tuvo un par de ocasiones que falló por cruzarlas en exceso. Parecía que acabaría con el 0-0 inicial cuando en un córner el despiste defensivo es total y Renato remata sólo de cabeza a puerta mientras que Asenjo hace nuevamente la estatua, insisto en que este portero no termina de demostrar su precio.

Pues nada, cabreados al descanso, nos tememos lo peor. Sin embargo al poco de reanudarse el partido Forlán se queda solo ante Palop y no acierta en batirle en su salida al borde del área, el portero rechaza su mal remate y el balón rebota en Dragutinovic para acabar en el fondo de la portería. La alegría se apodera de la grada y es contagiada a los jugadores rojiblancos que se lanzan en tropel sobre los sevillistas olíéndose el segundo gol, pero no llegó, aunque bien pudo hacerlo en un balón que le llegó al debutante Ibrahim y que cuando se quedaba sólo fue bloqueado por Drago a quien el árbitro perdonó la expulsión y sólo recibió la amarilla.

El Atleti estaba lanzado y el Sevilla se defendía como podía y a base de numerosas faltas, protestas y pérdidas de tiempo. Duscher veía como en un par de ocasiones se le perdonaba la amarilla, por lo que creyó tener vía libre y finalmente a la tercera la vio, y enseguida la segunda, que algún medio considera injusta, yo creo que la expulsión más que injusta fue tardía pues la primera amarilla debería haber sido la segunda.

Con un jugador menos el partido se ponía fácil para el Atleti, sin embargo Forlán no lograba rematar un balón bien ni dar un pase bien, a pesar de contar con el gran apoyo de Ibrahim. Además Quique decidió dar a entrada a Jurado, lo cual no estaba mal pensado si no fuera porque el sacrificado fue Reyes que estaba cuajando un buen partido mientras que Raúl García pedía a gritos una ducha, finalmente se iría a tomarla cambiado por Santana.

Y cuando el público ya se resignaba con el empate que sabía a poco (con un jugador más durante 20 minutos) y el Sevilla se veía que se conformaba con el empate, llegó una falta al borde del pitido final, la bota Simao y Antonio López lanzado remata para lograr la victoria, agónica pero pienso que justa.

A destacar: el interesante debut de Ibrahim, quien en 90 minutos ha hecho mucho más que Sinama en año y medio; el lamentable estado de forma de Forlán: falló tres goles por cruzarla demasiado, más la ocasión que tuvo en la jugada del primer gol que al final lo fue por un rebote.

La defensa estuvo más o menos aceptable para lo que estamos acostumbrados a ver en el Calderón, (salvo en la jugada del gol) bien es verdad que el Sevilla contaba con importantes bajas pero el temido Navas fue bien neutralizado por Antonio López, quien se ve que ha visto las orejas al lobo con la posible llegada de Molinaro y ayer estuvo bastante bien, aparte del importante gol conseguido.

En el lado contrario de la balanza tenemos a Valera, que sigue sin merecer jugar de titular en este equipo y que solo la ayuda de Perea (vio una cartulina amarilla nada más comenzar el partido por un fallo de Valera que dejó sólo a un sevillista) y de Assunçao impidieron más peligro por su banda.

Y para terminar recalcar la importancia de estos tres puntos que nos aúpan unos puestos en la tabla alejándonos de los puestos de descenso, a ver si sirve para afrontar con  más tranquilidad los partidos que quedan en este mes de enero, donde además nos jugamos la Copa, título que puede estar asequible.

sábado, 2 de enero de 2010

- Difícil comienzo del Nuevo Año frente al Sevilla

Se fue el 2009 y ya estamos en el 2010 con la eterna esperanza de remontar en la clasificación. Primera etapa contra el Sevilla nada menos y a una hora tan maja como son las 10 de la noche y con el fresquito que tenemos últimamente por Madrid, dentro de unos meses en primavera nos pondrán los partidos a las 5 de la tarde.

El Sevilla es un equipo con el que no congeniamos en los últimos años, siempre hay algún tipo de movida. En lo que yo recuerdo le tengo ganas desde aquella temporada en 2ª en que un tipejo de apellido Caparrós profetizó el ascenso del Atleti "por decreto", la historia dice que no acertó, igual que la historia dice que cierto año en que el Sevilla descendió administrativamente a 2B finalmente no lo hizo "por decreto" de la LFP.

Después han venido muchos enfrentamientos que en el campo de juego no siempre fueron "muy deportivos" y la rivalidad ha ido creciendo y las hinchadas cada vez más enfrentadas llegando casi al nivel de rivalidad que tenemos con los vikingos, hasta el punto de que la afición palangana confraterniza con la del Marsella avituallándola de bates de béisbol y demás artillería ultra.

En fin, tras estos pacíficos antecedentes pasemos al partido de hoy. Ya es reiterativo, pero al Atleti sólo le vale la victoria pues los puestos de descenso están demasiado cerca, empezamos un mes de enero decisivo, a priori el Sevilla es el rival más fuerte que tenemos pero necesitamos la victoria para jugar el resto de partidos con más tranquilidad y distancia a esos puestos de descenso.

También es un mes decisivo para la Copa del Rey con dos eliminatorias relativamente asequibles y donde el Atleti debe echar todo el resto pues es la vía más corta para alcanzar un título tras muchos años de sequía y para lograr la clasificación para jugar en Europa, algo que considero importantísimo de cara al futuro.

El Atlei se presenta con varias bajas entre las que destaca la del Kun, y todos sabemos lo que el Atleti le cuesta ganar sin él. Nos hemos liberado de Sinama que ha dejado un dinero en caja que aún no se utilizado para reforzar el equipo (al igual que el de Heitinga), eso sí, el Sr. Pitarch me imagino que sigue cobrando cada mes. Así que con la ausencia de Agüero el Atleti lo tendrá muy difícil para ganar al Sevilla, esperemos que Forlán comience el año en buen momento de forma.

Para que mi amigo Juninho no se mofe de mis dotes adivinatorias no haré un pronóstico para el partido de hoy, aunque si me arriesgaré deseando un Feliz Año Nuevo a todos los que me leéis, un fuerte abrazo.