martes, 28 de abril de 2009

Santos Mirasierra, detenido en Lille

Santos Mirasierra, detenido en Lille

Ahora también dirán que la policía y la justicia española es muy dura y arbitraria. Ahora resulta que a "El Santo" también le detienen en Francia, que salga Platini a opinar. Seguramente es una triste coincidencia y en ninguno de los dos casos hizo nada

lunes, 27 de abril de 2009

Victoria con juego penoso

Buen resultado con pésimo o nulo juego frente a un equipo instalado en zona de descenso, quizás estaba en esa zona porque le adelantaron equipos que vencieron al Atleti en partidos anteriores.

La entrada no fue buena, no podía serlo dada la hora a que se jugaba y el vergonzoso partido contra el Rácing del jueves que nos alejó de la Champions tras tenerla "a huevo".

La primera parte venía siendo un tostón hasta que un rechace le llega a Forlán quien instintivamente da un zapatazo para que el balón entre en la portería de Cuéllar (ahora no se hace llamar Pichu). Confieso que ni me levanté del asiento ni celebré el gol, me limité a comentar "de chiripa".

Después no tardaría en llegar el segundo gol, esta vez después de una bonita jugada marcando Simao, a quien por cierto la revista que entregan a la entrada del Estadio dedicaba un reportaje en el que lo describían como "central" importante en la defensa (?). La misma revista nos situaba en la clasificación con 79 puntos (el Barça 81) y el pasado partido con el Rácing fue un 0-0, rigor periodístico.

Se llega al descanso con un 2-0 que no demostraba los méritos realizados, bien es verdad que el Sporting apenas inquietó.

Nada más empezar un contraataque bien llevado entre Forlán y el Kun termina en un gol del argentino, recordando el juego de hace meses. No nos engañemos, apenas hizo más durante el partido.

A continuación un despiste de la defensa rojiblanca hace que el Sporting acorte distancias y se acabó el partido para el Atleti, ya no hizo más aparte de darle oportunidades una y otra vez al Sporting que quizás no marcó porque está donde está por algo.

Empezó entonces en la grada el cachondeo cuando entró Pernía (Mariano) al que se vitoreó cual estrella mundialista, se reclamó para él la bota de oro dado el color de las que calzaba (por cierto a juego con el peinado de uno de los linieres), en cada gol se cantó el "Cerezo cabrón fuera del Calderón", se llegó a hacer la ola... partido surrealista y para olvidar.

Dos detalles parea finalizar:

- Magnífica la hinchada sportinguista que a pesar de las horas del partido se desplazó en masa y se dejó sentir durante todo el partido.

- Bochornosa la costumbre de los últimos partidos de cachear uno por uno a todos los que entran al Estadio, cerrando incluso algunos tornos, además es un cacheo simbólico, si notan o ven un bulto no preguntan o comprueban si es el bocadillo o un machete, ¿para qué entonces?.

Y para finalizar lamento no poder asistido al Gaudeamus celebrado ayer y que lamentablemente me enteré tarde de su convocatoria, un saludo a los convocantes y asistentes.

viernes, 24 de abril de 2009

VERGONZOSO

Llevaba más de un mes sin atender este blog, en unas ocasiones por estar de viaje fuera de Madrid y en otras el desánimo por las derrotas sufridas me impidió escribir algo. Ayer estaba decidido a retomar mi labor blogera convencido de que me acostaría con el Atleti en una buena posición en la tabla y dependiendo de si mismo para ser cuarto y con altas probabilidades de ser terceros tras la derrota del Sevilla.

Poco tiempo duraron mis esperanzas, los pocos minutos que tardó el Atleti en regalar un gol tras el saque de una falta lejana, y después otro y hasta 3 antes del descanso. Después vendría un gol de Forlán (de penalty, ni siquiera fuimos capaces de crear ocasiones de gol), que ponía un 3-1 en el marcador con media hora para intentar lo imposible. Y llegó Leo Franco para sacar de puerta en cortito con rivales rondando el área y quedándose adelantado lo justito para recibir un gol de vaselina (a él que no hay quien le saque de bajo los palos), esperpento total, y aún llegaría otro más en el saque de un gilicórner dejando solito a sus anchas en el área al bueno de Colsa quien no necesitó regatear a nadie en el área para asistir a Zigic.

No hay excusas para semejante ridículo, teníamos a todas nuestras "figuras" en el campo: el Kun, Forlán, Simao, Sinama (y Maxi en la segunda parte), el rival era uno de los más flojos en su campo y de perder se complicaba mucho su Liga, no hay excusa para que un equipo así te meta cinco goles y apenas le hayamos creado una ocasión.

Tampoco podemos echarle la culpa a Aguirre, muchos se frotaron las manos tras su marcha, pero poco o nada ha cambiado esta plantilla. Seguimos sin tener un jugador que organice en el medio campo y que provea de balones arriba, y los defensa son muy irregulares, por no decir malos.

En fin, un ridículo de lo más vergonzoso.