lunes, 26 de enero de 2009

La cuesta de enero

La cuesta de enero está siendo dura, seguimos sin ganar en 2009 y hemos desaprovechado una oportunidad que Villarreal y Valencia nos han dado de encaramarnos al cuarto puesto. Dice Aguirre que es un paso adelante, sí, pero pequeño, y tenemos que avanzar de tres en tres, porque cada vez nos alejamos más de los de delante y el final se acerca sin que les alcanzemos.

Al Atleti le faltó ayer esa pegada famosa de la que se hablaba hace unos meses, un par o tres ocasiones y delante en el marcador y acabar con 3 0 4 a favor, tuvo sus ocasiones pero ayer no entraron, ya no existe esa magnífica combinación Forlán-Agüero, cada uno lo intenta como puede y a veces meten gol, ayer no.

El centro del campo sigue siendo la asignatura más floja, se logran trenzar jugadas de ataque pero cuando se pierde el balón arriba lo tenemos enseguida en nuestro campo con el rival creando más peligro del que se le supone.

Los dos centrales fichados este año no son los mismos que en septiembre recibían elogios, ayer no lo hicieron del todo mal, gol de Heitinga y ocasión in extremis de Ujfalusi, el domingo es posible que no juegue ninguno, esperemos no acordarnos de ellos.

Dos datos:
- seguimos defendiendo los córneres hasta con Agüero en el área anulando cualquier posibilidad de contraataque.
- Leo Franco da al rival casi todos los balones que lanza con el pie, otra pérdida de posibilidad de contragolpes. Y ya que estamos con Leo, aunque sea culpa de un rebote en un defensa, le han metido bastantes goles desde 30 metros.

Yo voy a seguir a contracorriente e ilusionarme pensando que esto tiene arreglo, si Aguirre quiere, pero sigo sin creer que podamos fichar a otro entrenador que este año haga algo más, ya he vivido muchos cambios de entrenador en el Atleti a mitad de temporada y no recuerdo uno que sirviera para algo.

Eso sí, en junio palmadita en la espalda, las gracias, un hasta siempre y a la calle, y a fichar un entrenador de verdad que proyecte un equipo que aspire a disputar la Liga aunque no la gane, pero que en el mes de setiembre diga a la afición: "vamos a luchar por ganar la Liga" y que en el mes de junio se lamente de haber quedado segundos o terceros a 4 o 5 puntos del campeón. Ese es el Atleti que yo conocí. Candidatos, hace un año que la foto está a la derecha de este blog con el subtítulo "futuro": Simeone.

PD: No seais muy duros en vuestros comentarios conmigo.

Nota para Tomi si me lees: eres un crack, me gusta tu apuesta en Forza Atleti

sábado, 24 de enero de 2009

Comienza la 2ª vuelta

Hace ya bastantes días que no escribo en este blog, una serie de circunstancias me han impedido que ahora tenga la disponibilidad de que antes gozaba, además no pude ver el partido contra el Almería con lo que poco podía comentar sobre él salvo expresar mi cabreo con el resultado.

Mañana comienza la segunda vuelta para el Atleti, y esperemos que lo haga ganando al Málaga como lo hizo en la primera vuelta. Sin embargo tras diecinueve partidos disputados ambos equipos tienen los mismos puntos, con la diferencia de que los malagueños tienen más de los que se suponía que tendrían a estas alturas y el Atlético menos, y habiendo ido el Málaga a más en la últimas jornadas y los rojiblancos han bajado del tercer puesto al sexto.

El Atlético ha perdido todos los partidos del mes de enero salvo un empate arrancado en Almería, el mal juego le ha llevado a esos resultados, no nos vale excusarnos en lesiones o arbitrajes, ha perdido sencillamente porque ha jugado mal y porque el Barça es muy superior y le ganó los dos partidos coperos. Además en el caso del Bilbao no supo siquiera aguantar la ventaja inicial en el marcador.

Así pues en el partido de la mañana no hay otro buen resultado que no sea la victoria, hay que remontar los siete puntos que hoy nos sacan segundo y tercero, puestos a los que debe aspirar el Atleti, nada de UEFA ni cuartos. Recuerdo una vez más que el cuarto puesto da derecho a jugar sólo la previa de Champions y que en la próxima edición se enfrentarán seguro a equipos de los países con mayor coeficiente, por otra parte el tercer puesto da acceso directo a la fase de grupos, siendo el último puesto que por historia debería ocupar el Atleti como mínimo.

Eliminados de la Copa y sin partidos europeos en unas semanas el Atleti debe aprovechar para afianzarse en la Liga antes de que lleguen de nuevo esos partidos seguidos contra Sevilla, Barça, Madrid y Villarreal, y de los que esperemos que en esta ocasión saque más del punto conseguido en la ida.

Para el partido contra el Málaga cuenta el Atleti con toda la artillería con la duda de Maxi y la ausencia del autoexpulsado reincidente Banega. En la defensa volveremos a contar con Ujfalusi y Heintinga que en los primeros partidos de Liga dieron muy buenas sensaciones pero que llevan un invierno desastroso, a ver si recuperamos la primera versión.ç

Así que disponiendo prácticamente de los mejores jugadores sólo queda que jueguen como saben y que quien los dirige sepa plantear una buena estrategia y un planteamiento ganador que en los últimos meses se ha echado en falta

lunes, 12 de enero de 2009

Desastre

Mal empezamos el 2009, ayer en el Calderón gritos de "¡Aguirre vete ya!" y nueva derrota liguera ante un Athletic de Bilbao que sobre el papel era inferior al Atlético.
Yo no grité contra Aguirre, lo que no quiere decir que lo apoye o me guste, pero ayer vi más culpa en los jugadores que en el entrenador. En el once inicial planteado por Aguirre estaba lo mejor de lo que ayer disponía. Mucho he llorado por la no inclusión de Camacho y ayer jugó de inicio, mucho nos hemos quejado de Pernía y Luis García y ayer no estaban, muchos han criticado a Assunçao y Heitinga y tampoco podían jugar, ni Perea; ayer no se reservó a nadie de los 4 magníficos: Maxi, Simao, Kun y Forlán, aunque tampoco sé si estaban del todo, mucho nos lamentamos en el inicio de temporada por no haber tenido en la segunda vuelta de la pasada a Maniche y ayer estuvo perdido hasta que se autoexpulsó.
Comenzó el partido con unos segundos (que no minuto) de silencio en memoria del Marqués de la Florida expresidente del Club, lamentable que los jugadores no lucieran un brazalete negro, si no se lleva por un expresidente por quién han de llevarlo. Lluvia de bolas de nieve sobre el portero del Bilbao que ayer lucía camiseta y pantalón muy similares en color a la vestimenta del resto de sus compañeros, el árbitro no quiere darse cuenta y jugó todo el partido así, desde la grada no se le distinguía en las jugadas dentro del área.
El Bilbao avisó en seguida con un tiro lejano que Leo Franco observa petrificado como roza su poste derecho, pero fue el Atleti el que se adelantó en el marcador con un gol de Antonio López tras el saque de un gilicórner y que tras ser desviado por la defensa bilbaína entra en la portería.
Pero para variar, el Atleti no aprovecha esa ventaja para dominar el partido de manera que los errores defensivos se suceden y se masca el empate, hasta que cuando ya parecía que habíamos aguantado y poder llegar al descanso en ventaja, un jugador con nombre de marca blanca de cola lanza de nuevo de muy lejos y Leo no llega al balón de nuevo por su derecha.
Tras el descanso y la bronca el Atleti no cambió mucho, pudo decidir el partido un penalti no pitado a Agüero y que el árbitro no quiso ver y el linier muy cerca tampoco se atrevió a señalarlo. Del posible 2-1 se pasó enseguida a un 1-2 propiciado por un error defensivo de Ujfalusi ante Llorente y que tras carambola con un desafortunado Domínguez entra en la portería.
Después se sucedieron los robos de balón por parte del Bilbao, un gol justamente anulado, más córneres y tanto va el cántaro a la fuente que en otra jugada le hacen un caño a Antonio López en el medio campo para que Llorente culmine un contraataque y ponga en el marcador el 1-3.
Los jugadores atléticos no daban pie con bola, el centro del campo no existía hasta que Banega puso algo de ganas pero Maniche no acompañaba y el olvidado Camacho menos, lo siento pero no voy a culpar de todo a Aguirre, ayer tuvieron mucha culpa los jugadores.
Ya en el descuento Forlán marcó un gol que ante los 4 minutos anunciados parecía ilusionar con un posible empate pero que tampoco supieron buscar. A falta de un minuto una falta en el medio campo podía haberse aprovechado para lanzar a la olla un balón con todos arriba, pues Franco se quedó en su área, la sacó Pernía y apenas subieron jugadores al remate que no tuvo lugar, hubiera sido un injusto milagro pero hay que intentarlo y no se supo hacerlo.
Se que caerán ma este comentario pero no culpo del todo a Aguirre por el desastre de ayer, una pregunta: en el caso de destituir a Aguirre, ¿a quién se puede traer que podamos pagar?

domingo, 4 de enero de 2009

Tampoco ganamos al Valencia, otro "grande"

Avisaba yo ayer de lo peligroso que era el triunfalismo que se quería hacer vivir en el seno del equipo rojiblanco. Recordaba que ante los equipos grandes no habíamos ganado ningún partido y el Valencia es otro de los equipos "grandes".

Lamentaba la ausencia de Maxi y Maniche, dos de los motores del equipo, pero pensaba que sus bajas pueden ser convenientemente suplidas, pero la solución no estaba ni mucho menos en el "enchufado" de Luis García ni en seguir dejando que Camacho no debute en Liga este año. Hagamos repaso, jugadores atléticos capaces de construir juego en el centro del campo: Maniche, Maxi (al parecer ayer tocados), Banega (no podía jugar contra el Valencia)... ¿Camacho?... En la banda izquierda tenemos a Simao, y en la derecha... Luis García, otra vez, ¿y De las Cuevas?.

En fin, comienza el partido y el Valencia sale como hay que salir, a ganar: un sustito y córner, un golito que es anulado por una falta justita pero falta, otro gol anulado por un fuera de juego justito pero lo es, Perea hace un medio penalty de los suyos y ayer no toca que sea pitado, pero el árbitro se da cuenta de que en tres decisiones a perjudicado al Valencia así que en la siguiente caida en el área rojiblanca y Baraja consigue un penalty discutible: 1-0.

El Atleti ya va por debajo en el marcador pero carece de ideas ofensivas, de control y construcción de juego y de tranquilidad atrás, Pernía sigue siendo el de siempre y pierde muchos balones y la posición con Joaquín, y en una de estas pérdidas llega el segundo gol che, desde muy lejos, Silva lanza y sin ser ajustado el tiro Leo Franco no alcanza a evitar que entre.

Se presiente la debacle hasta que en la mejor jugada del Atleti Mariano pasa a Simao que magníficamente entra en el área y su pase no logra destinatario por un empujón de Baraja a Agüero, penalty que Forlán transforma para dar vida al Atleti, aún hay esperanzas.

Pero en la segunda parte tras unos primeros minutos de mejor juego atlético llega el tercero del Valencia y ahí se acaba el partido. Aguirre sigue sin innovar tácticamente, sólo realiza el cambio de Luis García por Sinama pero de achuchar nada, se intuy más cerca el cuarto tanto valencianista que el segundo atlético. Ayer el Kun estuvo medianamente bien pero muy bien marcado, hasta cuatro jugadores le rodeaban en alguna ocasión en que cogía el balón, dispuso de buen par de buenas ocasiones pero no llegó a a acertar.

Definitivamente en la primera vuelta hemos sido incapaces de jugar bien contra un grande y sólo fuimos capaces de llevarnos un punto de El Madrigal, así es muy difícil mantenerse arriba. Ahora esperemos que en la Copa funcione el haber reservado a Maxi y Maniche y nos llevemos la eliminatoria y que en el mercado de invierno coloquemos a Luis García lejos del Calderón, ya ha gozado de demasiadas e injustas oportunidades. Para colmo en Liga contra el Bilbao no podrán jugar por sanción Perea, Assunçao y Heitinga.

Mal empezamos el año, pero tampoco es nada definitivo, hay cosas fáciles de arreglar y otras no, arreglemos las fáciles señor Aguirre, olvide a Luis García y mire el resto del banquillo, a lo mejor no está la solución definitiva pero si un apaño mejor, tenga contenta a toda la plantilla.

sábado, 3 de enero de 2009

Demasiada euforia optimista frente al Valencia

Con el Año Nuevo me sigo negando a comprar las ediciones impresas de la prensa escrita madrileña/madridista, y en las ediciones digitales observo un excesivo optimismo de cara al partido de esta noche. Parece que se da por hecha una nueva victoria del Atleti en Liga basándose en la última racha de partidos ganados y partidos sin perder.

No quiero ser pesimista, que sí realista, pero en estos partidos en Liga sin perder desde el día contra el Trampas no hemos ganado a ningún equipo importante o que esté en puestos europeos, es más, hemos dejado que se fueran puntos contra equipos como Osasuna y Numancia, y en otros ganados hemos sufrido en los últimos minutos. Así que no podemos comparar el partido contra el Valencia que está igual de bien que nosotros con todos los que anteceden.

Al Valencia se le puede ganar, y no seremos los primeros en hacerlo, pero no será fácil, y la mejor manera es salir convencidos de que se puede hacer, pero no con la idea de que ya está ganado ni con ánimo de mantener el empate a la espera de un fallo para llevarse el partido, esa táctica a Caguirre no le suele salir bien contra equipos grandes.

No estarán en Mestalla ni Maxi ni Maniche, importantes bajas que no deben hacer caer en la idea de que sin ellos no podremos ganar. Otra cosa es el recambio que se utilice, que todo apunta a que será Raúl García, muy válido para mi, y el otro García, Luis, que esta temporada ha demostrado ser un auténtico negado o desafortunado jugador. Sigo sin entender que comisión puede llevarse Aguirre por sacar a este jugador que no ha demostrado en el 2008 nada que no sea torpeza, y mientras un joven jugador llamado Miguel de las Cuevas ha arrancado aplausos y elogios de la parroquia rojiblanca en los pocos minutos que ha jugado.

Y por otra parte ahí está también un olvidado Ignacio Camacho, al que Aguirre sigue sin dar un minuto en Liga esta año, a pesar de los elogios que se llevó en la temporada pasada, recordad su estreno liguero frente al Barça o en Champions frente al Liverpool.

En fin, confiemos en el buen hacer del equipo y en que continúe la excelente racha de Simao, Agüero y Forlán. El empate podría valernos para mantenernos en puestos de Champions, pero creo que es una buena oportunidad para afianzar el tercer puesto que este año da acceso a la Champions (el cuarto obliga a jugar una previa contra un seguro duro rival este año), y a partir de ese afianzamiento en el tercer lugar aspirar a los dos primeros.